Ir a contenido

ERC arrebata al PSC su histórico feudo de Lleida

El republicano Miquel Pueyo empata a escaños con el socialista Larrosa, pero le gana por 81 votos

Los seis ediles de JxCat dejan a los independentistas a las puertas de la mayoría absoluta

María Jesús Ibáñez

El ganador de las elecciones municipales en Lleida, Miquel Pueyo, de ERC, vota en su colegio electoral.

El ganador de las elecciones municipales en Lleida, Miquel Pueyo, de ERC, vota en su colegio electoral.

Nunca antes unas elecciones al Ayuntamiento de Lleida habían estado tan abiertas hasta el último minuto. El aspirante a la reelección, el socialista Félix Larrosa, que se hizo cargo de la alcaldía hace apenas ocho meses en sustitución de Àngel Ros, no solo no pudo hacer frente al fulminante tirón independentista, sino que acabó cediendo al republicano Miquel Pueyo el cetro de la Paeria. La hegemonía de 40 años de mandato del PSC en la capital del Segrià (solo interrumpidos durante dos años y medio por un gobierno convergente en los 80) se terminaron este domingo. Por un puñado de votos.

ERC y PSC empataron a siete escaños, pero los primeros tuvieron a su favor 81 papeletas más que los segundos. Eso les dio una victoria pírrica, pero el buen desempeño de Toni Postius al frente de la lista de JxCat (que repite los seis concejales del 2015) puede dar casi por sentado que en Lleida habrá alcalde independentista los próximos cuatro años. Republicanos y neoconvergentes suman 13 concejales, a solo uno de la mayoría absoluta.

El pacto será, no obstante, sin la CUP, que perdió los dos representantes de que disponía hasta ahora en el pleno municipal. Los tres ediles de Ciutadans (uno menos que hace cuatro años), los dos del PP y los dos de Lleida en Comú (ambos repiten resultado), hacen difícil que los socialistas puedan formar gobierno.

El tirón del candidato

El perfil de Miquel Pueyo, un hombre que ha hecho de todo y que ha sido de todo en Lleida -desde delegado del Govern de la Generalitat, diputado en el Parlament, escritor, profesor en la universidad y tertuliano allá donde era invitado- ha sido determinante para la victoria de ERC, que este domingo duplicó resultados respecto a los de hace cuatro años. Militante del partido de Junqueras desde 1988, Pueyo es una figura respetada, de amplio bagage cultural y conversación distendida. 

La participación en la capital leridana subió cerca de seis puntos en las municipales y se dispara en las europeas. El 46,5% de los electores votó en los comicios a la Paeria, 6,5 puntos más que en el 2015.