REUNIÓN EN LA MONCLOA

Pedro Sánchez y Susana Díaz buscan una tregua en Andalucía

Ambas direcciones socialistas tratan de evitar una nueva guerra civil y se proponen "relanzar" el PSOE en la región

La cúpula nacional matiza que en ningún caso el acercamiento supone un respaldo al liderazgo de la andaluza

Pedro Sánchez y Susana Díaz, el pasado 22 de mayo, en Sevilla.

Pedro Sánchez y Susana Díaz, el pasado 22 de mayo, en Sevilla. / EFE / JOSÉ MANUEL VIDAL

3
Se lee en minutos
Julia Camacho / Juan Ruiz Sierra

Las direcciones nacional y andaluza del PSOE tratan de evitar un nuevo choque de trenes que, aseguran, los ciudadanos no entenderían. Susana Díaz se desplazó este lunes hasta Madrid para mantener un encuentro con Pedro Sánchez en el que, según las fuentes consultadas, ambos conversaron sobre la necesidad de "integrar y relanzar" el partido en Andalucía. El primer paso de esta "voluntad de diálogo y consenso" se verá en la elección de los presidentes de las diputaciones, que según apuntan desde la dirección del PSOE andaluz han de ser "un reflejo de la realidad del partido". Es decir, estarán representados tanto sanchistas como susanistas, "sin porcentajes, pero también sin imposiciones".

El encuentro, que no constaba en la agenda oficial, se produjo a petición de Díaz, y según fuentes de PSOE andaluz, fue "una muy buena reunión de coordinación y de trabajo conjunto". Ambos tenían previsto encontrarse tras las pasadas elecciones autonómicas del pasado 2 de diciembre, cuando los socialistas perdieron la Junta, pero la cita se acabó posponiendo indefinidamente con la excusa de las siguientes campañas electorales. Y en el medio se cruzaron las peleas internas por la composición de las listas a las generalespeleas internas  composición de las listas a las generales, que se saldó con un acuerdo de cuatro provincias a aceptar los candidatos designados por Sánchez y la intervención de la dirección nacional del partido en la designación de los puestos en las provincias que plantaron cara alegando que los nombres no habían sido elegidos por los militantes.

Por si no quedaban claras las intenciones del secretario federal de hacer un partido a su medida, se deslizó la intención de repetir la jugada en la designación de los presidentes de las diputaciones. Este lunes, el alcalde de Dos Hermanas (Sevilla) y principal valedor de Sánchez en la región, Francisco Toscano, se descolgaba solicitando que el actual presidente de la diputación sevillana y hombre de confianza de Díaz, Fernando Rodríguez Villalobos, "diera un paso al lado" en busca de un acuerdo con los sanchistas. Y defendió que las direcciones andaluzas y sevillana deberían "sintonizar mejor" con la dirección nacional, "tanto en el fondo como en las formas".

Ahora, apuntan desde la ejecutiva regional del PSOE andaluz, "no existe otro plan que el diálogo y el consenso" para la designación de esos presidentes provinciales. Argumentan las fuentes que "después de tres citas electorales, y con los magníficos resultados de las municipales en Andalucía", tienen "claro" que "la primera prioridad es dar respuesta a los retos que plantean los ciudadanos". Y estos, prosiguen, no entenderían que perdieran el tiempo en "batallas" fraticidas. "La gente ha votado derecha o izquierda, no en clave de guerras internas", insisten desde la ejecutiva andaluza, que analizará los resultados en una reunión el próximo miércoles. "Y el camino no puede ser otro que dialogar entre todos y elegir a los que mejor nos representen en las instituciones", añadieron.

Noticias relacionadas

"Aunar esfuerzos"

En este sentido, tanto la dirección federal como la andaluza coincidieron al lanzar el mensaje de que fue un encuentro "muy positivo" y que "hay que aunar esfuerzos para relanzar el PSOE en Andalucía", aunque la dirección nacional del PSOE matiza que en ningún caso se trata de respaldar el liderazgo de Díaz. También hubo sintonía al señalar: "Necesitamos una federación andaluza en la que sus integrantes se vean claramente integrados". Así lo sostuvo en rueda de prensa el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y deslizaron desde el PSOE andaluz, aunque matizando que esos representantes tienen que "ser fruto del consenso y no de la imposición". "Hay que llegar a un acuerdo sí o sí", insistieron. Ábalos dejó constancia poco después de que la negociación al menos empieza con buen pie, asegurando que "no hay un calendario de la renovación de la estructura del partido en Andalucía".