Ir a contenido

OPERACIÓN INFANCIA ROBADA

Rivera pide por carta a Marlaska que condecore a los guardias civiles que detuvieron a Josu Ternera

El líder de Ciudadanos reclama la Cruz de Oro del Orden del Mérito de la Benemérita para los agentes que hicieron posible la captura del histórico dirigente de ETA

Europa Press

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en el desayuno informativo protagonizado por Ignacio Aguado en Madrid.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en el desayuno informativo protagonizado por Ignacio Aguado en Madrid. / Ballesteros (EFE)

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha enviado una carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la que le pide que condecore con la Cruz de Oro del Orden del Mérito de la Guardia Civil a los miembros del Instituto Armado que hicieron posible la detención del histórico dirigente de ETA José Antonio Urrutikoetxea, 'Josu Ternera'.

En la carta, fechada este viernes 24 de mayo, Rivera afirma que en este caso se cumple uno de los supuestos en los que está justificado conceder este reconocimiento, por la relevancia de la detención y lo que representa para "el conjunto de la sociedad española".

Según la Orden del Ministerio del Interior donde se regula, pueden recibir la Cruz de Oro quienes hayan ejecutado o dirigido "de forma directa e inmediata con riesgo inminente de la propia vida un servicio o hecho de tan trascendental importancia que redunde en prestigio del Cuerpo e interés de la Patria y que por las extraordinarias cualidades puestas de manifiesto implique un mérito de carácter excepcional".

El líder de la formación naranja considera que la localización, identificación y detención de "uno de los terroristas más sanguinarios de ETA" tras 17 años de búsqueda merece que todos los integrantes de la 'Operación Infancia Robada' sean condecorados por ello.

Seis niños asesinados

'Josu Ternera' fue detenido el pasado 16 de mayo en Francia en una operación cuyo nombre pretendía recordar a los seis niños que, junto a varios adultos, murieron en el atentado llevado a cabo en la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza en 1987, ordenado por el dirigente etarra.

"Era una espina pendiente y doliente de nuestro Instituto Armado para cerrar uno de sus capítulos más dolorosos durante los famosos años de plomo", ha señalado Rivera, que ha destacado "la valentía, profesionalidad y humanidad" de los agentes que propiciaron y llevaron a cabo la detención.

Por último, el presidente de Cs concluye su misiva al ministro subrayando que "la derrota final de ETA solo pasa por la entrega de todas las armas, la detención de los etarras fugados y su colaboración con la Justicia para esclarecer los casi 400 casos aún sin resolver, sin contrapartida alguna para los terroristas ni los nacionalistas.