Ir a contenido

Mitin en un feudo aberzale

Rivera en el pueblo de Josu Ternera: "Matar niños. Eso hacía vuestro vecino"

El líder de Ciudadanos promete que la primera propuesta que llevará al Congreso será una ley contra actos de enaltecimiento a terroristas

Sectores aberzales de la localidad protestan contra la celebración del acto y tratan de impedirlo haciendo sonar una sirena

Juan José Fernández

Albert Rivera rompe una foto de Josu Ternera en una visita al pueblo del dirigente de ETA. / CIUDADANOS

Albert Rivera ha anunciado que la primera proposición de ley que llevará su partido al Congreso será una norma para prohibir homenajes a etarras. Lo ha prometido el líder de Ciudadanos durante un acto que su partido ha celebrado al mediodía de este jueves en el frontón de la localidad vizcaína de Miravalles, y que la formación naranja había convocado como "homenaje a las víctimas del terrorismo".

La elección del lugar no es casual: Miravalles (Miraballes-Ugao es su nombre en euskera), en la orilla del Nervión, es la localidad natal de JosÉ Antonio Urrutikoetxea, 'Josu Ternera', el dirigente histórico de ETA detenido en Francia la pasada semana. Rompiendo un cartel con el retrato del terrorista, Rivera ha realizado una de las escenificaciones con las que últimamente quiere reforzar sus mensajes.

El político catalán ha recordado la figura de Josu Ternera y el atentado de la casa-cuartel de Zaragoza que ordenó en 1987, dirigiéndose a los habitantes de Miravalles: "Hay que ser un cobarde, hay que ser una bestia para mandar matar a niños en un cuartel de la Guardia Civil. Eso es lo que hacía vuestro vecino".

Intento de sabotaje

"No nos callásteis a tiros, y no nos váis a callar ahora con sirenas", ha espetado el líder naranja al vecindario del pueblo vasco. El acto se ha visto interrumpido y perturbado por el sonido atronador de una sirena de fábrica que, al comienzo, incluso impedía el arranque por problemas de sonido. Han resultado casi inaudibles unas palabras en euskera y castellano de la eurodiputada, exdirigente de UPD y candidata de Ciudadanos Maite Pagazaurtundua convocando un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de ETA.

En la tarde de este miércoles, ante la convocatoria de Ciudadanos, se reunió un grupo de vecinos aberzales para decidir cómo responder ante lo que entendían "una provocación" para "alterar la paz y convivencia". Tras la asamblea, emitieron un "bando popular" en el que se recogen esas palabras, y que han repartido desde la noche en comercios y bares.

El documento contenía sugerencias para rechazar el acto político de Ciudadanos. Entre las medidas propuestas, una concentración en la Plaza del Ayuntamiento media hora antes para "dar la espalda" a los seguidores de Albert Rivera. También que comercios y casas bajaran las persianas y exhibieran 'ikurriñas' y banderas reivindicativas al paso de la comitiva y, además, caceroladas o pitadas por parte de los vecinos desde los balcones. Cerca de 300 personas han secundado la convocatoria de concentración de rechazo.

La sirena ha atronado durante el minuto de silencio, y ha bajado algo en intensidad cuando ha tomado la palabra Albert Rivera. "Podéis poner sirenas y alarmas, pero no nos callaréis -ha clamado Rivera-. Vamos a venir siempre que queramos, y vamos a prohibir los actos de homenajes a etarras". La ley que, según ha anunciado, llevará al Congreso es "para que el homenaje que se hizo aquí a Josu Ternera sea el último homenaje a un terrorista".

Lugares emblemáticos

Ciudadanos solo ha conseguido presentar listas en nueve municipios vascos, pero su mensaje de este miércoles, que el partido pretende sea didáctico, no era de ámbito local. El acto en Miravalles es continuación de una línea de presencia con repercusión mediática en localidades símbolo del nacionalismo radical vasco, y que comenzó el pasado 4 de noviembre en Alsasua (Navarra) y continuó el 15 de abril en Rentería, en ambas ocasiones con estruendosas protestas de los aberzales.

"Hay lugares de España donde la libertad está aún amenazada -ha dicho Rivera imponiéndose al ruido de la sirena-. Que no dejen hablar a candidatos a unas elecciones democráticas, que intenten impedir la libertad de expresión como están haciendo hoy los totalitarios, es una prueba de que hay que ir a todos los lugares de España".

En Miravalles, han acompañado a Rivera y Pagazaurtundua el diputado y exabogado del Estado en la causa del 'procés', Edmundo Bal, y el exdirector general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, fichajes de Ciudadanos para las pasadas elecciones generales. También estaba el secretario de organización del partido naranja, José Manuel Villegas.

Al acabar los discursos en el frontón de la localidad vizcaína, la comitiva de Ciudadanos ha abandonado un recinto a cuya puerta lucían, colocados anoche, numerosos lazos amarillos de plástico. En la estación de tren de Miravalles, esta mañana estaba colocada una pancarta dirigida a los visitantes naranjas, en la que se leía: "No sois bienvenidos".