11 ago 2020

Ir a contenido

acoso a dirigentes del PP

Insultos de encapuchados y estiércol contra Álvarez de Toledo en Etxarri-Aranatz

Los concentrados gritaron a favor de los presos de ETA y llamaron "corruptos", "fascistas" o "cuneteros" a los populares

Europa Press

Encapuchados insultan y lanzan estiércol a Álvarez de Toledo en Etxarri-Aranatz . / VÍDEO: EUROPA PRESS

Dirigentes del Partido Popular han protagonizado este lunes un acto electoral en Etxarri-Aranatz en medio de la tensión por los gritos e insultos que han recibido de un grupo de vecinos, algunos encapuchados, que han protestado contra su presencia en la localidad navarra. En el acto se han dado cita la diputada del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, la presidenta del PP de Navarra, Ana Beltrán, el presidente del PP de Catalunya, Alejandro Fernández, y simpatizantes del partido.

Los miembros del PP han encontrado la plaza en la que iban a desarrollar el acto con estiércol esparcido. Además, una veintena de encapuchados se han concentrado con el lema 'Faxismoari egurre!' (leña al fascismo).

A su llegada a la plaza de Etxarri-Aranatz, los dirigentes del PP han sido recibidos con silbidos y gritos de "Alde hemendik, utzi pakean" (fuera de aquí, dejadnos en paz), "Zuek, faxistak, zarete terroristak" (vosotros, fascistas, sois los terroristas), "corruptos", "fascistas", "sinvergüenza" o "cuneteros". También han gritado a favor de los presos de ETA.

Fuerte despliegue policial 

El acto se ha desarrollado entre un fuerte despliegue de la Guardia Civil. Cayetana Álvarez de Toledo ha señalado que esta situación demuestra "la infinita superioridad de la España constitucional sobre sus enemigos, sobre quienes gritan, quienes han asesinado y quienes agreden".

"En Catalunya también sufrimos la falta de libertad, por eso digo al 15% de la población de Etxarri que vota al PP que no estáis solos, no estáis solos en ningún pueblo de España, tampoco aquí, en Etxarri-Aranatz", ha afirmado Álvarez de Toledo, quien ya sufrió un boicot en la UAB de Barcelona durante la campaña del 28-A.