Ir a contenido

CITAS CON LAS URNAS

Abascal agita Torre Baró

El líder de Vox protagoniza su primer acto de campaña electoral en Barcelona

Algunos vecinos le reciben con abucheos y la CUP pone a sonar Bella Ciao

Júlia Regué

El líder de Vox, Santiago Abascal, en un mitin en Torre Baró. 

El líder de Vox, Santiago Abascal, en un mitin en Torre Baró.  / ALVARO MONGE

La biblioteca del barrio de Torre Baró de Barcelona dejó de ser un reducto del silencio. Jóvenes estudiantes se abalanzaron a las ventanas con carteles en los que se podía leer "racistas", "homófobos" y "cazadores y taurinos, asesinos". Algunos vecinos tomaron aire para silbar, mientras otros les rebatían con aplausos. Y, de fondo, el Bella Ciao disparando el limitador de sonido. El líder de Vox, Santiago Abascal, abrió paso entre todos ellos hasta llegar a la sala en la que iba a protagonizar su primer mitin de campaña electoral en la capital catalana. La CUP celebraba otro a menos de 200 metros. Los Mossos d'Esquadra velaban por evitar incluso un cruce de miradas.

En la sala, unas 300 personas ondeaban banderas españolas a gritos de "presidente". Los problemas con el micrófono se solventaban a golpe de "Viva España". El alcaldable Ignacio Garriga y el candidato a las europeas, Jorge Buxadé, hicieron de teloneros. El primero cargó contra los 'menas', a quienes acusó de "delinquir", y contra la alcaldesa Ada Colau a la que achacó una "duplicación del presupuesto de metadona". El segundo, animó a los garantes de las fronteras a hacer un porra a ver quién detenía antes a Carles Puigdemont levantando clamor en favor de su encarcelamiento.

Abascal ya tenía allanado el terreno en cuanto al discurso sobre Barcelona. Por eso, se centró en sacar pecho de los resultados de Vox en las pasadas elecciones generales "pese a la falta de recursos, la demonización de los candidatos y propuestas, y la campaña de los medios progres". Apostó por una España "que premie la honradez y no los corruptos, la lealtad y no los traidores, que persiga a los criminales y no les deje escapar, que apueste por la unidad y no a los que la quieren destruir". Y lanzó una petición: encarcelar al 'president' Quim Torra porque "lo único que merece es ser detenido ya que todavía protagoniza un golpe de Estado".

El dirigente hizo bandera del 'efecto Vox', no tanto por sus resultados en las urnas, sino por el ruido que genera su presencia en el Congreso. En ese momento, el técnico de sonido puso a sonar una sintonía altamente emotiva. "Si alguna vez habéis sentido miedo volviendo a casa por la noche, votad. Si habéis sentido miedo al ver cómo los progres soltaban a los violadores reincidentes, votad. Pero no votéis a los que los han soltado diciendo que protegían a las mujeres", soltó. Bajó la música y la biblioteca recobró su normalidad.