Ir a contenido

ERC se compromete al traslado de Wad-Ras

Los republicanos prometen recuperar las instalaciones de Sant Martí para la ciudad

Esquerra duda entre dedicar el solar a viviendas o equipamientos

Diana Riba, mujer de Raül Romeva, en un acto en recuerdo de los políticos presos en el Parlamento Europeo.

Diana Riba, mujer de Raül Romeva, en un acto en recuerdo de los políticos presos en el Parlamento Europeo. / LAURA POUS (ACN)

La candidatura de ERC en Barcelona propuso el miércoles trasladar la prisión de mujeres de Wad-Ras, situada en los aledaños de la Vila Olímpica, en el distrito de Sant Martí, a otra mejor equipada y recuperar para la ciudad las antiguas instalaciones de la prisión. Es decir, seguir el esquema empleado para la recuperación ciudadana de la cárcel Model.

La número 6 de la lista municipal republicana para la capital catalana, Eva Baró, se comprometió, tras visitar las instalaciones junto con la número 2 de la lista europea, Diana Riba,  a "asumir y agilizar el traslado de la prisión de Wad-Ras a unas instalaciones que sean más funcionales" y que "estén subordinadas al objetivo del sistema penitenciario, que es la reinserción social y laboral".

La candidata y actual diputada en el Parlament, tras recordar que Wad-Ras es la "institución penitenciaria más antigua de Catalunya", insistió en que, de vencer el domingo 26, el eventual gobierno municipal republicano "’moverá’ el asunto con máxima rapidez", a través de la planificación urbanística. No quiso, sin embargo, desvelar si en el solar que se liberaría se construirían viviendas o equipamientos: “se estudiará la salida más adecuada”.

Mirada feminista

Riba, por su parte, subrayó la importancia de "pensar las prisiones desde una mirada feminista" para que "las mujeres estén en igualdad de condiciones que los hombres". La también pareja de Raül Romeva aseveró que, a pesar que el Parlamento Europeo no puede legislar sobre prisiones, sí que desde su partido pueden "dar consejos a los otros estados o al Parlamento, aunque también podemos recogerlos".

Destacó, asimismo, que el modelo catalán de prisiones, que gestiona la Conselleria de Justicia, es "de reinserción, y no un modelo de castigo”.