LA NUEVA LEGISLATURA

Podemos quiere negociar con el PSOE la configuración del Gobierno

Montero aspira a pactar secretarías de Estado y direcciones generales

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, en febrero.

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, en febrero. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

El Periódico

Unidas Podemos admitió públicamente este martes que aspira a negociar con el PSOE un plan de Gobierno completo que implicaría definir no solo la estructura del Consejo de Ministros sino la de cada ministerio y también el programa del nuevo Ejecutivo.

La número dos de los morados, Irene Montero, subrayó en una entrevista en la Sexta que su voluntad es conformar un Gobierno de coalición, algo que el secretario general socialista, Pedro Sánchez, descarta. El ganador del 28-A tiene como principal objetivo liderar un Ejecutivo monocolor.

A la espera de lo que ocurra en la 'segunda vuelta', en las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo, Unidas Podemos mantiene el pulso al PSOE para lograr su objetivo de participar de la labor del Ejecutivo y Montero ya ha abierto la puerta a que puedan consensuarse también puestos de segundo y tercer nivel, cuando se refirió a querer negociar las estructuras de los ministerios. Tal como adelantó este diario el 5 de mayo, Montero y Pablo Iglesias son conscientes de que su batacazo (han bajado de 71 a 42 diputados) limita su capacidad de presionar y pueden darse por satisfechos con que los suyos asuman algunas secretarías de Estado y direcciones generales. 

El "plan de gobierno completo" que quiere negociar Unidas Podemos implica, según Montero, "definir cuál es el Consejo de ministros y ministras" y los secretarios de Estado y el resto de los nombramientos que dependen del Ejecutivo, además del programa. "No solamente importan las políticas que se firman sino quiénes son las personas encargadas de desarrollar esas tareas", declaró la número dos. Montero apuntó que el diálogo con los socialistas es constante "a todos los niveles" aunque en este momento esté centrado en la negociación de la Mesa del Congreso, que se votará el próximo martes.

Una lona sin el líder

Te puede interesar

También de estructuras internas se habló en el PP. Pablo Casado, en un mitin en Palma de Mallorca, pidió a los electores que confíen en los "equipos nuevos" de su partido. Horas después de señalar el lastre de la corrupción como el principal motivo de la caída de 137 a 66 escaños, el presidente del PP quiso subrayar la renovación que llevó a cabo cuando asumió el cargo, el pasado julio. Obvió Casado que algunos de los críticos que ahora han alzado la voz consideran que apartó a personas con experiencia por el mero hecho de ser próximos a Soraya Sáenz de Santamaría y el propio Mariano Rajoy

En Mallorca, la isla del tenista Rafa Nadal, el líder de los conservadores aseguró que no piensa dar "ni una bola por perdida". Casi a la vez que participaba en el acto, en Madrid, en la fachada de la sede de Génova, se desplegaba una gran lona blanca solo con el eslogan "Hay partido". En el último mes, el PP había lucido un cartel con la cara de Casado y el lema "Valor seguro".