Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Iceta no irá a ver a los presos para no ser malinterpretado

El líder del PSC descarta hacer el gesto que le piden los independentistas

Roger Pascual

Iceta, en rueda de prensa en el Parlament.

Iceta, en rueda de prensa en el Parlament. / ALBERT BERTRAN

El Parlament decidirá el jueves si Miquel Iceta es elegido senador por designación autonómica, paso imprescindible para que pueda presidir la Cámara alta. Los partidos independentistas le han pedido un gesto, como el de visitar a los presos soberanistas, para facilitar su elección. El líder del PSC ha declinado hacer este movimiento, delicado en el actual contexto político, más en plena campaña electoral.

Iceta ya quiso dejar claro la semana pasada que no piensa "mercadear" con su elección. La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha reiterado este lunes a las formaciones soberanistas, que “nunca nada” se va a dar por ese apoyo.

"Como primer secretario del PSC no voy a hacer la visita a la prisión que se sugiere, para que nadie pueda pensar que es un gesto de apoyo a lo que hicieron", ha explicado este lunes Iceta en Antena 3. "Si pudiéramos distinguir lo que es un gesto de interés personal de un gesto de apoyo político, no habría ningún problema", ha admitido, pero ha subrayado que como dirigente del PSC "trasciende" y habla "por mucha gente".

El primer secretario de los socialistas catalanes ha reconocido que no sabe si será elegido senador. Hasta el momento solo cuenta con el apoyo explícito de Catalunya en Comú Podem. De todas formas ha recordado que en 40 años de democracia nunca se ha impedido la libre sustitución de un represente del Senado de los partidos que habían hecho incialmente la propuesta, ni en Catalunya ni en ninguna otro autonomía. Cabe recordar que la votación es secreta y que, como recordó Iceta la semana pasada, el Parlament ha elegido sin problema alguno a políticos mucho más críticos que él con el independentismo, como los populares Xavier García Albiol, Alicia Sánchez Camacho y Lorena Roldán (Ciutadans).

Las palabras de Iceta han sido recibidas con extrema frialdad por ERC, informa Xabi Barrena. Su alcaldable por Barcelona, Ernest Maragall, ha afirmado en un acto de campaña, que demuestra que los socialistas forman “parte activa del bando de la represión” político y que el primer secretario del PSC acredita que no es el candidato “idóneo” para representar al Parlament en el Senado y menos presidirlo. “Lo que ha hecho Iceta”, ha sentenciado, “es decir, ‘yo estoy con los que metieron en la cárcel a Junqueras’”.

“Las palabras de Iceta, sobre todo, le califican en el orden más moral que político”, ha fustigado Maragall, quien se hallaba al lado de Pere Aragonès cuando el líder extramuros republicano deslizó que una visita de Iceta al Centro Penitenciario Madrid 5 podría desatascar su nombramiento como senador autónomico.

El vicepresidente de la Generalitat había señalado el sábado que "sería un gesto a tener muy en cuenta" que Iceta visitar a los presos, aunque no lo puso como condición para que ERC facilite su designación. En la mima línea se ha mostrado Carles Puigdemont. "Veríamos bien un cambio de actitud, de tono, más respeto, pero no es que le pida nada, no pongo condiciones porque no podré votar", ha afirmado el 'expresident', que ha señalado que la decisión la tomará y la anunciará el grupo parlamentario de JxCat.