Ir a contenido

LAS CAUSAS JUDICIALES POR EL 'PROCÉS'

Enfrentamiento en la cúpula de TV-3 y Catalunya Ràdio por los anuncios del 1-O

La presidenta de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals niega las presiones que el director de la emisora denunció

El Periódico

Llorach, en el centro de la imagen, acompañada por, entre otros, Sanchis y Patxot, a la salida de la Ciutat de la Justícia, el pasado 10 de mayo.

Llorach, en el centro de la imagen, acompañada por, entre otros, Sanchis y Patxot, a la salida de la Ciutat de la Justícia, el pasado 10 de mayo. / ACN / POL SOLÀ

La causa judicial por los anuncios del 1-O difundidos por TV-3 y Catalunya Ràdio ha desatado la tensión en el seno de la cúpula de la corporación pública. Si hace una semana trascendió que el director de la emisora radiofónica, Saül Gordillo, había enviado documentación al juzgado para denunciar supuestas presiones de sus superiores, este viernes la presidenta en funciones de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), Núria Llorach, negó esa versión. "Si [Gordillo] hubiese dicho que no, no se habrían pasado los anuncios, sencillamente", afirmó ante la prensa. Ambos están imputados por desobediencia.

Llorach pronunció esas palabras en respuesta a las preguntas de los periodistas a la salida del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, donde compareció para que la instructora le notificara su procesamiento por la emisión de la publicidad del 1-O en los medios públicos de la Generalitat. Negó haber presionado a Gordillo a través de una serie de correos electrónicos cruzados, como él mismo ratificó este mismo viernes ante la jueza. "Si se leen bien las cartas que él pasó a su abogado, se ve que no hubo ninguna presión", apuntó Llorach.

Gordillo reiteró en su comparecencia que la responsable última de los anuncios del 1-O era Llorach, informó Europa Press, con lo que quiso desentenderse de su presunta implicación en un delito de desobediencia. El director de Catalunya Ràdio sostuvo que "se le procesa por unas pretendidas competencias que no tenía", según explicó su abogado a los periodistas. Por ello, pide que se le revoque el auto de procesamiento.

Por su parte, tanto Llorach como el director de TV-3, Vicent Sanchis, también procesado y citado este viernes,  se negaron a declarar y se remitieron simplemente a sus declaraciones durante la fase de instrucción.

El recurso de la corporación

El choque sube de intensidad porque, en su recurso contra su procesamiento, la presidenta de la corporación pública también niega, informó la Agència Catalana de Notícies, que ella tuviera competencias en ese ámbito. Según el texto, Llorach no tenía "propiamente dicho las competencias funcionales y orgánicas necesarias para impedir o paralizar la emisión de anuncios publicitarios relativos a la convocatoria y participación en el referéndum". "Tampoco le sería propia la posibilidad de no autorizarla", añade. Y alude a la ley de la CCMA, según la que "de ninguna manera le corresponde ni la autorización ni el veto de la emisión de propaganda de la naturaleza que sea, así como de cualquier otro programa o producto audiovisual". Por ello, considera "erróneo" el requerimiento judicial "por impreciso y genérico".

Tal argumentación entra en contradicción con el anuncio que, el pasado 3 de mayo en comisión parlamentaria, hizo la CCMA de que los medios públicos catalanes dejarán de emitir, a partir del 30 de junio, publicidad de apuestas juegos en línea. Llorach pidió avanzar hacia una regulación que proteja a la audiencia de los riesgos de adicción de este tipo de productos. "Mientras esto no llega, la CCMA asume la petición del Consell de la Audiovisual (CAC) y del Col.legi de Metges de Catalunya y eliminaremos este tipo de publicidad de los medios", afirmó. 

En el escrito que Gordillo envió a la jueza, aseguró que tanto Llorach como el director comercial y de márketing de la CCMA, Martí Patxot, igualmente procesado, le tendieron una "trampa". Según sostuvo, ambos le sometieron a una "insoportable presión" para que asumiera una responsabilidad sobre la emisión de publicidad que no le correspondía, ya que su ámbito de competencias, defendió, se limitaba a los contenidos. El director de la emisora aportó los correos intercambiados con Llorach y Patxot, en los que estos le apremiaban a dar su visto bueno a que Catalunya Ràdio emitiera los anuncios del referéndum ilegal.

"¿Fiscal o defensa?"

"Allá tú y tu conciencia, pero recuerda que entraste en la dirección de Catalunya Ràdio avalado por tu compromiso y la confianza que determinada gente depositó en ti", indicaba Llorach, ante la insistencia de Gordillo en sostener que no podía aprobar la emisión de los anuncios porque no entraba en su ámbito de competencia. Finalmente, el director de la emisora respondió: "Para desbloquear la situación. No tengo objeción dentro de mis competencias. Adelante". El viernes, ante la jueza, a preguntas de la defensa de Llorach y Patxot, Gordillo espetó: "¿Usted es fiscal o es defensa?".