Ir a contenido

JUICIO DEL 'PROCÉS'

"Los mossos venían con intención de cumplir el mandato judicial", declara un votante del 1-O

Los testigos dicen que los mossos estuvieron "como en cualquier convocatoria electoral"

Una pareja, identificada al gritar "forza" y "pit i collons" en la sala de vistas

Ángeles Vázquez

Nemesio Fuentes, un policía jubilado que votó el 1-O, ha contado hoy durante su declaración en el juicio del procés como la Guardia Civil irrumpió en el Instituto Quercus de San Joan de Vilatorrada (Barcelona) en el que se encontraba, agrediendo a las personas que allí estaban. / EFE VÍDEO

Los votantes del 1-O propuestos por la defensa de Jordi Sànchez y Jordi Turull han ido a lo largo de la semana describiendo una consulta electoral que consideran "normal" y que transcurrió de forma "festiva", sin incidentes. Este jueves le tocó el turno a varios de los que interlocutaron con la pareja de Mossos que se personaron en los colegios. Todos ellos coincidieron en explicar que fueron con la "intención de ejercitar" el mandato judicial, pero lo descartaron por el gran número de personas concentradas y el riesgo de "forzar una situación de cierta tensión".

El que inauguró esta tanda de testigos fue Antoni Altaió, horticultor de Sentmenat, quien explicó que "los Mossos estuvieron allí como en cualquier jornada electoral" y él interlcutó varias veces con ellos. "Venían con la intención de ejercitar sus órdenes" y de cumplir "la resolución judicial" del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. 

"No lo pudieron hacer porque durante esa madrugado, nos organizamos toda la gente que estaba allí, porque la voluntad era poder votar y garantizar que se pudiera votar. Por eso a la pareja de mossos se le dijo que la jueza Armas establecía que se debía garantizar la paz social. Entendieron que forzar una situación de cierta tensión siendo dos personas solo... Nos dijeron que tendrían que levantar acta y que debían comunicárselo a la comisaria", declaró.

Altaió destacó también que no podía habler del "1-O sin hablar en primera persona del plurar porque fue un hito colectivo". Insistió en que, "aunque hubiese una disposición del Tribunal Constitucional y un auto de la jueza", tenían "ganas de manifestar nuestra discordancia con estas decisiones" y consideraron que "obstaculizando de manera pacífica" la actuación policial era "una desobediencia civil legítima".

Pese a este conocimiento de cómo transcurrió la jornada, dijo ignorar cómo llegaron las urnas. Otro de los testigos explicó que alguien "disfrazado" las llevó en un coche. En cualquier caso Rosa Poch, de Vallbona d'Anoia, fue más explícita que otros testigos: Había "cierta preocupación de que viniese la Policía a robárnoslas".

'Forza' y 'pit i collons'

Mientras declaraba el último se ha producido un pequeño incidente en la sala de vistas que ha llevado a la policía a indentificar a tres personas. Previamente la agente judicial había tenido que llamar la atención en dos ocasiones al públcio por reírse mientras declaraba un policía nacional jubilado, Nemesio Fuentes, que explicó que se "autoproclamó" miembro de una mesa electoral y negó que el policía que en los vídeos se ve cómo es alcanzado por una silla cayera por ese impacto. En su opinión se debió a que pisó cristales de la puerta que habían roto los agentes. Cuando la sesión tocaba a su fin, una pareja se levantó con el puño en alto y la policía procedió a identificarla, la mujer gritó "forza", mientras que el hombre decía "pit i collons".

Esta práctica se realiza para tomar la filiación de la persona que no se comporta adecuadamente e impedir que pueda volver a acceder al Supremo como público. No es la primera vez que se pone en práctica. Hasta ahora se ha expulsado al menos a cuatro personas por lucir camisetas de "libertad presos políticos" y gritar "viva la república".