Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Encuesta CIS elecciones: La izquierda mantendría su poder territorial y ganaría en la Comunidad de Madrid

El PSOE ganaría en feudos del PP como Murcia o Castilla y León y se impondría a Coalición Canaria en las islas

La derecha no lograría recuperar ninguno de los gobiernos autonómicos que perdió hace cuatro años

El Periódico

Papeletas a punto para las elecciones generales del 28-A.

Papeletas a punto para las elecciones generales del 28-A. / JOAN CORTADELLAS

El PSOE consolidaría su ventaja sobre el PP en las próximas elecciones del 26 de mayo, al ser la fuerza más votada en la mayoría de las comunidades autónomas, incluidas algunas que hoy gobierna el PP, como Madrid y Castilla y León. Así se desprende del barómetro prelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), realizado entre los días 21 de marzo y 23 de abril, según el cual el PSOE ganaría en todas las comunidades, salvo en Cantabria, donde el Partido Regionalista de Miguel Ángel Revilla conservaría el liderazgo, y Navarra, donde se impondrían la coalición Navarra Suma (formada por PP, Cs y UPN).

En concreto, el CIS otorga al PSOE la victoria en AragónAsturiasCanarias -donde gobierna ahora Coalición Canaria-; Castilla y León -donde superaría los resultados del PP de Juan Vicente Herrera-; Castilla-La ManchaMadrid -feudo del PP desde 1995-; ExtremaduraBalearesLa Rioja -ahora bajo control del PP-; y Murcia -actualmente gobernada por el PP-. De esta forma, el PSOE sería la primera fuerza en seis comunidades que ahora gobiernan otros partidos, cuatro están gobernadas por el PP, una por Coalición Canaria y otra por Geroa Bai.

En cuanto a las principales ciudades, Manuela Carmena (al frente de Más Madrid) revalidaría sin problemas su triunfo en la capital de España, Compromís volvería a ganar en València y podría mantener la alcaldía con el apoyo de las izquierdas; el PSOE vencería cómodamente en Sevilla; y el PP ganaría en Zaragoza pero podría verse desbancado por una alianza de izquierdas.

Así pues, el PP no lograría recuperar ninguno de los gobiernos autonómicos que perdió hace cuatro años, ni siquiera mediante pactos con las otras dos derechas, Ciudadanos y Vox. Los ultraderechistas podrían entrar en los parlamentos de Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y Murcia. En la Asamblea madrileña podrían conseguir hasta 8 diputados, y en la murciana, hasta 5 escaños.

18.000 entrevistas

Este 'Barómetro Preelectoral de Abril' se ha diseñado con una previsión de 18.071 entrevistas personales en todas las provincias para poder ofrecer datos de intención de voto sobre las europeas, las doce comunidades donde se celebran autonómicas, y las municipales en 52 capitales españolas.

Además, y en contra de la práctica habitual de la etapa de José Félix Tezanos al frente de la institución, este estudio preelectoral no ofrecerá sólo los datos brutos de intención directa de voto, sino que el CIS volverá a la 'cocina' para poder calcular un reparto de los 54 escaños al Parlamento europeo, los 715 diputados autonómicos en liza y los asientos en las 50 capitales de provincia más Ceuta y Melilla.

Así lo hizo ya con la macroencuesta que el CIS publicó el pasado 9 de abril, tan sólo tres días antes del inicio de la campaña para las generales, que acertó con la victoria del PSOE y el hundimiento del PP, se acercó bastante a los escaños cosechados por Unidas Podemos, se quedó corto con Ciudadanos y sobrevaloró a Vox.

Más entrevistas

En ese estudio, el CIS realizó 16.800 entrevistas personales, una cifra que va a aumentar hasta las 18.000 en la macroencuesta para las elecciones del 26 de mayo, que prevé que pueda ser publicada en torno al 7 de mayo, pues el día 10 comenzará oficialmente la campaña para esta segunda cita con las urnas.

Ese elevado número de entrevistas supone multiplicar por seis las cifras habituales del trabajo de campo de los barómetros mensuales, que, tras la llegada de Tezanos, pasaron de 2.500 a 3.000 cuestionarios.

Además, y a diferencia de las encuestas telefónicas de empresas privadas, el CIS sólo realiza entrevistas personales con los encuestados en sus domicilios y completa cuestionarios de medio centenar de preguntas, lo que refuerza su valor sociológico. Una encuesta con esa muestra tan amplia y ese trabajo de campo tiene un coste de 300.000 euros.

Barómetro de mayo

Tras este ciclo preelectoral, la normalidad volverá con el barómetro de mayo, que comenzará a realizarse a principios de este mes con sus 3.000 entrevistas habituales y que ofrecerá sus datos brutos de intención directa de voto sin atribución de porcentaje de voto ni de reparto de escaños.

Eso sí, como el periodo electoral no acaba hasta el 27 de mayo y estará prohibido publicar encuestas en esa última semana de campaña, el Barómetro de Mayo ya no se presentará hasta después de los comicios europeos, autonómicos y municipales, presumiblemente a finales de mes o principios de junio.