Ir a contenido

Torra defiende su política social ante los reproches de 'comuns ' y PSC y pide a Sánchez negociar

El president despide a Arriamdas afeándole no haber aportado "nada" al Parlament e invitándola a Palau

Torra defiende su política social ante las críticas de 'comuns' y socialistas y pide a Sánchez que reanude la negociación

Fidel Masreal

Torra a Arrimadas:  ¿Escucha este silencio? Es lo que queda de su paso por el Parlament. / ALBERT BERTRAN (VÍDEO: PARLAMENT / ACN)

Con permiso del último enfrentamiento verbal entre el 'president' Quim Torra y la líder de la oposición, Inés Arrimadas, la sesión de control al Govern de este miércoles sirvió para debatir sobre la gestión del Govern en políticas tan sensibles como la educación o la renta de ciudadanía. 

A las puertas de una nueva movilización de la comunidad educativa -que la 'conselleria' de Ensenyament da por inevitable- o ante los problemas de gestión de la renta garantizada de ciudadanía, el 'president' Quim Torra admitió insuficiencias pero respondió a las críticas de socialistas y 'comuns' que la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la falta de apoyo de estos grupos al proyecto de presupuestos ha impedido mejorar estas políticas.

El socialista Miquel Iceta describió los problemas de gestión de la renta de ciudadanía y la externalización de parte de la actividad -a la empresa Deloitte- por lo que definió como "fracaso" el papel del Govern en esta prestación social por falta de reglamento y porque no se iguala la cobertura que ofrecía la anterior prestación, la Renta Mínima de Inserción. Torra sosutvo que la renta "esta yendo bien" y argumentó que en relación a julio del pasado año se ha pasado de 18.000 solicitudes pendientes de valoración a 4.400. 

Torra y las demandas de mínimos

Jéssica Albiach, en nombre de Catalunya en Comú-Podem, recordó al Govern las inminentes protestas de la comunidad educativa, de los estudiantes universitarios o del Servei d'Emergències Mèdiques, por lo que habló de una  "primavera caliente" ante la "inacción" de la Generalitat. Torra sostuvo que el Govern  ha ido resolviendo distintas reivindicaciones y revirtiendo los recortes del período 2010 y 2011 -durante el Govern de Artur Mas- y admitió que lo que reclama la comunidad educativa "son condiciones de mínimos y en esta situación presupuestaria no somos capaces de atenderlos, es tristísimo tenerlo que reconocer". 

Arrimadas y el silencio

En la última sesión de control de Arrimadas antes de incorporarse al Congreso de los Diputados, la diputada de Ciutadans cargó de nuevo contra Torra por tener "una venda amarilla" que le impide atender los problemas reales de Catalunya y pronosticó que quizás acabe de "compañero de piso" del 'expresident' Puigdemont. Torra replició guardando unos segundos de silencio y afirmando que este silencio es lo aportado por Arrimadas en el Parlament, "la nada". "¿Escucha este silencio? Es lo que queda de su paso por el Parlament. La nada".

Pedro Sánchez y el ajedrez

Por otra parte, Torra apeló directamente al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez a retomar la negociación: "los españoles han votado que el PSOE ha de volver donde lo dejó, la mesa de diálogo, si hacen esto seguro que saldremos adelante”. En este sentido hizo un símil apostando por la "apertura catalana" del ajedrez, en lugar del inmovilismo.