Ir a contenido

CUENTAS REALES DEL 2018

Los regalos a los Reyes: del billar de Trump, a las joyas del príncipe saudí

La Casa del Rey ahorró más de 500.000 euros de su presupuesto de 7,88 millones

El heredero saudí regaló joyas a toda la Familia Real, pero todo ha pasado a Patrimonio Nacional

Efe

El rey Felipe VI, durante una recepción en La Zarzuela.

El rey Felipe VI, durante una recepción en La Zarzuela. / ARCHIVO

La Casa del Rey ahorró 533.732,60 euros durante el 2018 del total de los 7,88 millones de euros que tuvo como presupuesto en ese ejercicio. Este dato se recoge en la documentación sobre la información económica de las cuentas del pasado año que la Casa del Rey ha colgado este lunes en su página web.

El superávit contabilizado en 2018 por el organismo se une al que ya obtuvo en el año anterior, que fue de 247.843 euros, y en el 2016, que se cifró en 900.051 eurosDel total del presupuesto del pasado año, 679.818 euros correspondieron a las retribuciones de los miembros de la familia real y 3,8 millones a gastos de personal.

A la conclusión del pasado ejercicio, el saldo en las cuentas de tesorería de la Casa del Rey refleja una cantidad de 5,73 millones de euros, que están depositados en la caja de la institución y en las cuentas bancarias que tiene en el Banco de España y en otras entidades.

Joyas saudíes

Según la información facilitada por el Palacio de la Zarzuela, el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, regaló joyas a toda la Familia Real cuando viajó a España en abril del 2018, si bien todas ellas han sido entregadas a Patrimonio Nacional, tal como establece el régimen de la Casa del Rey.

Felipe VI recibió en el 2018 un total de 225 regalos institucionales, tan variados como una litografía de Joan Miró, regalo del nieto del artista, libros conmemorativos, medallas, maquetas, equipaciones deportivas o un zurrón de pastor. El Rey fue, así, el destinatario de más de la mitad de los 440 obsequios institucionales que recibió la Familia Real.

La Reina recibió 79, y otros 79 estuvieron destinados a los Reyes de manera conjunta. Además, un total de 12 fueron para la Reina y sus hijas, tres para la Princesa de Asturias y 34 para la Princesa y a su hermana, la Infanta Sofía. Los Reyes Juan Carlos y Sofía recibieron cuatro obsequios cada uno. Todos han tenido como destino Patrimonio Nacional.

Un rosario musulmán

En la relación figuran las joyas que Bin Salman regaló a la Familia Real cuando viajó a España en abril del 2018 --meses antes del escándalo por el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi--. Para el Rey y para su padre, sendos conjuntos de gemelos, reloj, anillo y pluma estilográfica, más un rosario musulmán en el caso del jefe de Estado.

Para la Reina Letizia, Doña Sofía y para las hijas de los Reyes, cuatro conjuntos de collar --gargantilla en el caso de la madre del Rey--, pulsera, pendientes y anillo, más relojes en el caso de las niñas.

En el listado también se detallan los regalos que recibieron los Reyes durante su viaje a Estados Unidos. Junto a mapas y libros históricos, y un sombrero típico tejano, aparece un juego de billar dedicado, obsequio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quien los Reyes visitaron en la Casa Blanca. El regalo de la primera dama estadounidense, Melania Trump, a la Reina Letizia, fue un juego de té con bandeja.

Obsequio del nieto de Miró 

La litografía de Miró "Défile de Mannequins au Pôle Nord" fue un obsequio al Rey de parte del nieto del artista, Joan Punyet Miró, con motivo del 50 cumpleaños del jefe del Estado. Entre los regalos de cumpleaños figuran también una fotografía enmarcada que le envió el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y dos corbatas y un plantón de roble del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo. Las Cortes le regalaron una edición facsímil del 'Manuscrito de Per Abbat' del Poema de Mío Cid y el libro 'Poema de Mío Cid'.

Joan Punyet Miró también envió a los Reyes una vajilla con motivos de Miró en su visita de octubre a la exposición retrospectiva "Miró, la couleur de mes rêves', junto con el presidente francés, Emmanuel Macron y su esposa. Estos les regalaron a los Reyes un astrolabio planisférico.

Entre los regalos hay multitud de libros conmemorativos, grabados y piezas de artesanía, equipaciones deportivas y, para las hijas de los Reyes, también algunos juegos. La Princesa de Asturias, que en 2018 celebró su 13 cumpleaños leyendo un párrafo de la Constitución en el Instituto Cervantes, recibió como regalo de cumpleaños del Instituto dos libros del 'Quijote'. Y la oceanógrafa Sylvia Earle, premio Princesa de Asturias de la Concordia, le regaló su libro 'Blue Hope'. 

Regalos personales solo de cortesía

La Casa Real publica cada año los regalos institucionales que reciben los miembros de la Familia Real. De acuerdo con el régimen que Felipe VI puso en marcha en 2015, solo pueden recibir regalos personales cuando no superen los usos sociales o de cortesía.

A los regalos que excedan esos usos, o bien se les da un tratamiento institucional y pasan a Patrimonio Nacional, o bien se ceden a una entidad sin ánimo de lucro que persiga fines de interés general o a una administración o entidad pública dedicada a fines acordes. En este caso, han informado fuentes de Casa Real, todos los regalos que figuran en el listado han pasado a Patrimonio Nacional.

En el listado constan multitud de regalos que no tienen gran valor económico, pero tienen carácter institucional, y como tal son entregados a Patrimonio, por haber sido ofrecidos por autoridades públicas, mandatarios extranjeros u organizadores de actos oficiales.