Saül Gordillo alega ante la juez presiones para la emisión de los anuncios del 1-O

El abogado del director de Catalunya Ràdio ha pedido el sobreseimiento de la causa abierta sobre su defendido

Señala a Martí Patxot y a Núria Llorach como los que le exigían la difusión de la propaganda

Saül Gordillo, director de Catalunya Ràdio. 

Saül Gordillo, director de Catalunya Ràdio.  / CATALUNYA RÀDIO

Se lee en minutos
Agencias

El director de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo, ha alegado a la jueza del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, Alejandra Gil, que el director de márketing de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) Martí Patxot y la presidenta en funciones de la CCMA, Núria Llorachle presionaron para que emitiera los anuncios del 1-O, según consta en un recurso de reforma contra el auto de procesamiento presentado por su abogado Carles Monguilod. Gordillo, Patxot y Llorach deben comparecer el próximo jueves 10 de mayo junto al director de TV3, Vicent Sanchis, acusados de desobediencia.

En el escrito del letrado se subraya que Gordillo fue presionado en diferentes correos cruzados para hacerle asumir, "de manera injustificada y hasta cierto punto indecente", unas responsabilidades en la emisión de la propaganda del referéndum que de ninguna manera podía tener.

"Ni dio su conformidad para que se emitieran los anuncios institucionales del referéndum, ni tenía competencias para ello, ni tampoco tenía la infraestructura técnica pertinente", destaca Monguilod, que señala que tampoco podía, en ningún caso y por el mismo motivo, ordenar la suspensión de emisiones propagandísticas que ya estaban en marcha.

Gordillo "ya intuía que era una auténtica trampa que le estaban tendiendo ambas personas", haciéndole partícipe de una responsabilidad que ya preveían ellos que iban a tener que asumir", y que el procesado se negaba reiteradamente a aceptar. Según el abogado de Gordillo, tanto Patxot como Llorach articularon un plan premeditado para ampliar o expandir esas posibles responsabilidades penales involuctando así a otras personas en su estrategia "de socialización del daño" si sus acciones llegaban al juzgado.

Noticias relacionadas

El abogado ha asegurado que Gordillo respondió "no tengo objeción dentro de mis competencias. Adelante" para intentar salir del bucle constituido por la presión (que califica de insoportable) a la que se estaba viendo sometido por parte de su superior jerárquicaNúria Llorach, y su homólogo, Martí Patxot.

Según el escrito, ambos "le estaban solicitando insistentemente una autorización totalmente innecesaria", ya que la emisión de la publicidad quedaba claramente fuera de su ámbito de competencias. El letrado sostiene que Gordillo "jamás ha tenido ni tiene competencia alguna para decidir la emisión de la publicidad en los medios que dirige", ni competencia para decidir el cese de la emisión de la publicidad, de modo que ha pedido el sobreseimiento de la causa.