Ir a contenido

ENTREVISTA

Pere Aragonès: "A Pedro Sánchez se le han acabado las excusas para no negociar"

El vicepresidente del Govern considerá que ERC será determinante en el Congreso y llama a no cronificar el conflicto

El también adjunto a la presidencia de Esquerra reitera su oposición a concurrir a las elecciones con la posconvergencia

Xabi Barrena

Entrevista con Pere Aragonès, el vicepresidente del Govern / JOAN CORTADELLAS / VÍDEO: ASLI YARIMOGLU

El triunfo de ERC el 28-A pinta a victoria pírrica. ERC es menos decisiva que antes de los comicios.

En España venció Pedro Sánchez y en Catalunya, Oriol Junqueras. Son los dos, y sus respectivos partidos, los responsables de dialogar e iniciar una negociación que acabe en una votación en la que la independencia sea una opción. Ese es nuestro objetivo y lo haremos sea cual sea la geometria que quiera aplicar el PSOE. Y en todo caso, los 15 diputados de ERC serán determinantes. Estoy seguro de ello.

Separa usted la aritmética parlamentaria de la negociación para la salida del conflicto catalán. Bien. Pero, ¿cómo consigue que el PSOE se siente en una mesa de negociación cuando reiteran que ellos no aceptan que la autodeterminación se incluya en la lista de asuntos a discutir.

Ellos tienen que entender que Catalunya ha hablado. Y en Catalunya se han votado muchas cosas. Parar a la derecha y a la extrema derecha, por ejemplo. Pero que, para ello, los catalanes han elegido a ERC, un partido que lleva en su programa la autodeterminación y que es independentista. Los dos ganadores de estas elecciones tienen la responsabilidad de hallar un acuerdo. Pedro Sánchez ya no tiene excusas. A Pedro Sánchez se le han acabado las excusas para no negociar. Tiene cuatro años por delante; ya no tiene 85 diputados, sino más de 120; tiene la opción de formar un Gobierno con cierta estabilidad. Y, además, su interlocutor ha ganado las elecciones en Catalunya y tiene una clara voluntad de afrontar una negociación sincera, pero sin límites. En que se pueda plantear todo. Se le han acabado las excusas a Sánchez, es la hora del diálogo y la negociación.

¿Se arrepienten de no haber apoyado los PGE y haber abierto, así, la puerta a estas elecciones?

Uno se puede arrepentir de algo si es el responsable. El responsable de romper la negociación es el que se levantó de la mesa. Había tiempo hasta la votación, pero cinco días antes hubo la manifestación de Colón y el PSOE se levantó de la mesa.

¿Los próximos cuatro años pueden acabar siendo un simple 'impasse'?

Sería una irresponsabilidad por parte del PSOE pensar que se puede cronificar el conflicto. Entre otras cosas, porque los hechos no se quedan congelados, sino que van acaeciendo cosas. Habrá una sentencia del Tribunal Supremo que, pase lo que pase, generará un impacto. Y el independentismo seguirá ganando elecciones. Por tanto, Pedro Sánchez debe dar una respuesta política a un conflicto que es político.

¿Qué pide ERC para apoyar una eventual investidura de Sánchez?

Primero deberíamos saber qué ofrece Sánchez y, seguramente no lo hará hasta después del 26-M. Pero creemos que esta legislatura debe ser la del diálogo sin condiciones, negociación y votación. Hay que dar una salida  democrática a un conflicto democrático. Y este principio es el que nos guiará a la hora de tomar decisiones a lo largo de esta legislatura.

¿Habrá unidad de acción del independentismo en Madrid?

Estamos más que abiertos a que esto sea posible y, de hecho, creemos que hay que ir más allá. Hay siete diputados de En Comú Podem que defienden la salida política, el referéndum y que tienen que sumar en esta idea amplia. 

Si se cayerá en ese 'impasse' que antes le preguntaba, ¿las elecciones al Parlament podrían hacer las veces de revulsivo?

No necesitamos unas elecciones al Parlament para iniciar una negociación política. En todo caso, esta oportunidad ya la tenemos ahora y la tendremos aun de manera más diáfana si los ciudadanos nos otorgan su confianza el 26-M. Nosotros no nos quedaremos de brazos cruzados esperando unos comicios para iniciar un dialógo.

La nueva hoja de ruta de la ANC propone ir a la DUI si en esos comicios al Parlament se supera el 50% de voto secesionista.

Nosotros respetamos los debates internos. La propuesta de ERC es un referéndum de autodeterminación que sea reconocido y eso requiere una negociación con el Estado español y con la comunidad internacional. Y precisa de una fortaleza interna enorme. De un 50% y de todo lo que se pueda. Y eso intenta ERC, sumar cada vez a más gente a los postulados independentistas. La diversificación del independentismo, suma. La prueba más clara es que ERC ha pasado de nueve a 15 diputados y no lo ha hecho a costa de restar escaños a otras fuerzas secesionistas. Porque nuestra lucha no es contra el independentista de al lado, si no para convencer al que aún no lo es.

En la última conferencia política de ERC, el partido no renunció a la unilateralidad. Entiendo que no creen que sea al momento de llevarla a cabo.

Queremos profundizar en el consenso del 3 de octubre, ese 80% que defiende la autodeterminación y está en contra de la represión. Ese 80% es el que intentamos representar en la campaña pasada y ese millón de votos obtenidos nos dice que vamos bien. Somos la 'casa gran' de la izquierda nacional. La unilateralidad no la aplica quien quiere, sino quien puede. Y el Estado , que cuenta con los elementos coercitivos como la polícia, la fiscalía o la junta electoral, es el que actúa unilateralmente, porque puede hacerlo. ¿Nosotros podemos hacerlo? En los últimos meses se está viendo que no es tan fácil.

¿Los comicios europeos no eran un buen campo de pruebas para una nueva alianza con la posconvergencia?

Dos o tres cañas pescan más que una. Ofrecer al independentismo esta diversidad ideológica es positivo. Aquellos que se sientan inequívocamente de izquierdas tienen a ERC. Aquellos que sean de centro, centro-derecha, liberal, conservador tienen a Junts per Catalunya como en el pasado tenía a Convergència.

El 28-A ganaron también, y contra pronóstico, en votos. ¿Qué objetivo se fijan para el 26-M?

Ganar la alcaldía de Barcelona. Concurrimos con la determinación republicana,  el compromiso con la independencia y la experiencia, la solvencia y la capacidad de gestión de los problemas que tiene la ciudad. Presentamos un proyecto ganador. Quien más sabe de Barcelona, del ayuntamiento y el que mayor compromiso ha tenido con la ciudad es Ernest Maragall. Conoce perfectamente toda la ciudad. Todos los barrios y todas las líneas de metro.

¿Una entente con los 'comuns' en BCN es estratégica para ERC?

Lo que hemos propuesto es un pacto con JxCat y los 'comuns'. Nosotros somos el nexo de unión entre el centro izquierda y los soberanistas. Nosotros defendemos estas alianzas amplias. Y hay a quien le cuesta trabar estas alianzas. A nuestra derecha y a nuestra izquierda. Ni desaparecerá el votante conservador independentista ni desaparacerá la izquierda transformadora soberanista. La rótula es ERC.

El Govern no tiene mayoría, ni apoyos, ni presupuestos... ¿puede aguantar mucho?

Tras el 26-M llega el momento de reforzar estas mayorías parlamentarias y sumar a todos aquellos que podamos sumar en el Congreso, en los ayuntamientos y en el Parlament. Esta alianza amplia que defendemos el derecho a la autodeterminación hay que llevarla a cabo y recomponer una mayoría en el Parlament de la mano de los que defienden la autodeterminación y que ahora no apoyan al Govern. Es decir, los 'comuns'.

Parece difícil que los posecosocialistas apoyen un Govern liderado por un posconvergente.

Pues en todo caso que sean ellos quienes lo expliquen. Nosotros defenderemos que lo que está haciendo este Gobierno es positivo y que hay muchas actuaciones en las que se pueden sentir identificados. Desde la presentación del plan para la eliminación de barracones, algo que no pasaba en los últimos años, al impulso legislativo de la sanidad catalana para la aplicación de la eutanasia mediante protocolos seguros. O las iniciativas en cuanto a la contratación de personal o la lucha contra los oligopolios.

El Govern opera con un suplemento económico sobre su prorrogado presupuesto.

Hay incertezas, como las de los recursos que deben de venir de Madrid. Con todo hemos elaborado un calendario para garantizar que haya dinero en caja para todos esos gastos que vienen por ley, como la de la dependencia, el despliegue de la renta mínima de ciudadanía y las mejoras en transporte público. Así como los compromisos con los trabajadores públicos, como los del ámbito educativo, sanitario o los Mossos d'Esquadra.

¿Debe revocarse la Creu de Sant Jordi a Núria de Gispert?

Las suyas son unas declaraciones injustificadas que no comparto. Torra es el 'president' y conoce mi opinión y la de ERC. Cualquier decisión que tome nos parecerá bien.