Ir a contenido

NUEVO TUIT INSULTANTE

Torra mantiene la Creu de Sant Jordi a De Gispert pese a sus nuevos insultos

El 'president' da por zanjada la polémica de los tuits ofensivos pese a que Cs, PSC y PP le han pedido que retire la distinción

La expresidenta del Parlament suprime un tuit en el que alude a Arrimadas, Girauta, Millo y Montserrat y los compara con 'las exportaciones porcinas'

Daniel G. Sastre

Nuevo tuit polémico de De Gispert: compara a PP y C’s con los cerdos.

La reincidencia de Núria de Gispert en el insulto a sus rivales políticos no va a tener castigo. Quim Torra rechazó este jueves dar marcha atrás en la decisión de concederle la Creu de Sant Jordi, una de las máximas distinciones que otorga la Generalitat, a pesar de que la expresidenta del Parlament recayó en su costumbre de referirse con ofensas a dirigentes de partidos no independentistas. En esta ocasión, reprodujo en su cuenta de Twitter un mensaje en el que se comparaba con cerdos a Inés Arrimadas, Enric Millo, Dolors Montserrat y Juan Carlos Girauta.

La veterana exdirigente de Unió Democràtica tiene un largo historial de tuits conflictivos. No es la primera vez, por ejemplo, que la emprende con Arrimadas: en varias ocasiones la animó a «volver a Cádiz». En los últimos días había insistido en sus críticas contra la dirigente de Ciudadanos. «Te quedan cuatro días, tu éxito ha sido efímero, cómo criticas que no te saluden cuando tú no has parado de escupir bilis contra dos millones de catalanes. Haz rápido las maletas no se te escape el tren», dijo por ejemplo el día de las elecciones, después de que una vocal de la mesa donde votaba se negara a dar la mano a Arrimadas.

Sus mensajes de trazo grueso le costaron incluso una reprobación del Parlament, aprobada con los votos de Cs, el PSC, los comuns y el PP. Pero eso no fue obstáculo para que el pasado martes la Generalitat decidiera concederle la Creu de Sant Jordi. En el listado de agraciados también estaba el futbolista del Barça Leo Messi.

Este jueves De Gispert rebasó de nuevo la línea que separa la crítica política del insulto cuando divulgó un tuit que celebra la marcha a otras comunidades de políticos catalanes del PP y de Ciudadanos. El mensaje estaba acompañado de un texto en el que se relacionaba ese hecho con el de que «Catalunya aumenta sus exportaciones» en el sector porcino. La expresidenta del Parlament añadió un comentario de cosecha propia: «Por todos vosotros, por aquellos que desean que vuelva la dignidad a nuestras instituciones».

Rechazo en varios partidos

El tuit de De Gispert, que durante su carrera en la política de primera línea –hoy milita en el pequeño partido Demòcrates– nunca se distinguió por la verborrea que ahora exhibe, generó un gran rechazo en varios partidos. Ciudadanos pidió a Torra que comparezca para dar explicaciones sobre la concesión de la Creu de Sant Jordi a la expresidenta del Parlament, y le instó a retirar ese reconocimiento. El PSC registró una moción en la Cámara en la que también pide al Govern que no le otorgue finalmente el galardón.

Arrimadas, el objetivo prioritario de los insultos de De Gispert, criticó el «puro delirio separatista» de la exdirigente de Unió y lamentó que la Generalitat la distinguiera con uno de sus principales premios: «A esta persona el Govern separatista le ha concedido la Creu de Sant Jordi», escribió. Hace unos días, ya deploró que la hubiera intentado «echar de Catalunya varias veces».

Jordi Pujol creó las Creus de Sant Jordi en 1981, como reconocimiento «por los servicios prestados a Catalunya en la tarea de defensa de su identidad y de restauración de su personalidad». En el 2009 se incluyó en el decreto regulador un artículo, pensado para el caso de Fèlix Millet, que aclara que la distinción se podrá revocar «cuando se produzcan hechos que pongan de manifiesto la conducta poco honorable, que comporte la indignidad o el demérito, de la persona o entidad galardonada».

Sin embargo, Torra no piensa agarrarse a ese precepto para rectificar su decisión. Preguntado hasta en tres ocasiones, el ‘president’ se limitó a afirmar desde Waterloo que «la Creu de Sant Jordi premia una trayectoria»  y dio la polémica por «resuelta» y «zanjada». Torra dio a entender que no comparecerá en el Parlament por las palabras de la expresidenta de la Cámara, informa Fidel Masreal.

Por su parte, Girauta atribuyó el comportamiento de De Gispert a "cosas que el nacionalismo hace en las mentes débiles". "La expresidenta del Parlament nos considera cerdos y sin duda nos sacrificaría como tales", afirma el dirigente de Cs, que culpa de todo a Artur Mas.

PORCAT se desmarca

Los comentarios de las redes a este tuit no se han hecho esperar: los tuiteros han cargado contra De Gispert: "desprestigiando la Creu de Sant Jordi", "con su bajo nivel y bajos instintos también degrada las instituciones", "se parece más de lo que piensa a aquellos a quin difama", "indigno", "no falte el respeto a los cargos que ha representado", "maleducada", "excluyente, racista y xenófoba", "qué vergüenza", "estás fatal" o "penoso" son algunos de los cientos de comentarios.

PORCAT, la entidad cuya imagen se ha utilizado en el tuit, se ha desmarcado ya de este. "Alguien anónomo ha utilizado la imagen de PORCAT para burlarse del PP y de Ciudadanos. Nosotros no tenemos nada que ver. Nos parece una gamberrada de la que no hay que hacer mucho caso".

Este jueves De Gispert acabó borrando el tuit y desdiciéndose. «Nunca he querido llamar cerdo a nadie. Y me duele que mucha gente lo haya querido ver así», escribió. No es la primera vez que rectifica: ya lo hizo cuando animó a Arrimadas a «volver a Cádiz» en noviembre del 2017 y horas después pidió perdón. Pero eso no impidió que unos meses después insistiera en la misma idea: «Es una inepta e ignorante. No sabe de economía, no sabe de inversiones, no sabe de nada. ¡Se debe encontrar muy mal en Catalunya! ¡Debe de añorar su pueblo! ¿Quién la obliga a estar aquí?».