Ir a contenido

polémica tras el fichaje de ciudadanos

Rivera se defiende: que el PP piense por qué "se le va gente válida" como Garrido

El líder naranja asegura que si él perdiese escaños se preguntaría "qué ha hecho mal"

El Periódico / Agencias

Albert Rivera saluda a Ángel Garrido, antes de su intervención en el foro Nueva Economía.

Albert Rivera saluda a Ángel Garrido, antes de su intervención en el foro Nueva Economía. / JOSÉ LUIS ROCA

El líder de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha aconsejado al PP que, en vez de criticar a la formación naranja por fichar al expresidente de la Comunidad de Madrid Ángel Garrido, piense por qué "se le van los votantes" y "gente válida" como el sucesor de Cristina Cifuentes. Rivera se ha defendido de las críticas por 'pescar' en otras formaciones, argumentando que cuando un partido "tiene las manos manchadas de corrupción o venden a los separatistas", los votantes y los afiliados tienen derecho a cambiar.

"Si yo perdiera escaños me preguntaría qué he hecho mal", ha insistido, porque en una empresa "si no rindes te echan" y ha recomendado a todos los molestos que se tomen "un minuto para pensar". De este modo, se ha dirigido así al PP y al PSOE, esas formaciones "que se desinflan y no dejan de perder votantes y militantes", para decirles si se han preguntado por qué Soraya RodríguezJoan Mesquida o Garrido "les han abandonado". Además, ha defendido que Garrido puede cambiar de partido si quiere porque "éste es un país libre" y porque "la gente que ha trabajado" por España puede sentir que tiene "el derecho y también la obligación moral" de seguir aportando su experiencia en la política.

En un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, Rivera ha defendido la decisión de Cs de incluir a Garrido en el puesto número 13 de la candidatura a las elecciones autonómicas en Madrid. El expresidente autonómico iba a concurrir con el PP a los comicios europeos, en el cuarto puesto de la lista. Desde que se conoció la decisión, el partido naranja ha recibido los dardos de políticos del PP, como Teodoro García Egea:

El propio Garrido ha respondido a este dardo: "A quien descalifican las descalificaciones es a quien las hace no es al que se las dirigen. A Egea le recomiendo que aprenda un poco, coja experiencia y no diga cosas de esas, creo que está fuera de lugar, pero bueno, creo que es cuestión de aprender. Creo que he dejado 28 años de mi vida en un partido que han sido muy fructíferos y ha habido varias personas que se han ido del PP sin tener un puesto y se les ha llamado chaqueteros y los que hemos bajado de un 4 en Europa a un 13 en la Comunidad somos desagradecidos", ha lamentado.

Arrimadas refuerza el mensaje

En los mismos términos que Rivera se ha manifestado la cabeza de lista de Ciudadanos por Barcelona, Inés Arrimadas, quien, en una entrevista con 'RNE', ha sugerido al partido que lidera Pablo Casado que haga una "reflexión interna" y que se pregunte "por qué hay tanta gente que ha militado" en sus filas pero "ya no quiere seguir haciéndolo". "Les digo (a los populares) que la culpa de haber pactado con los nacionalistas, de la corrupción, y de ser muy conservadores en muchos aspectos que ya no tienen sentido, no es de Ciudadanos", ha subrayado la líder de la formación naranja en Catalunya, quien ha negado que Garrido se trate de "un tránsfuga" porque "es una persona que ha acabado su mandato" y que ahora decide irse "a un espacio en el que se siente más cómodo".

"Aquí quien tiene que dar explicaciones serán los partidos que se han desmoronado (en las elecciones del domingo), después de haber gobernado este país", ha considerado Arrimadas, que ha asegurado que Ciudadanos va a "dar la campanada" sumando más escaños, mientras que "otros vienen de tener 130, como el PP".