Ir a contenido

MITIN EN BARCELONA

Casado promete activar el 155 en el primer Consejo de Ministros

El líder del PP arropa a Álvarez de Toledo en su último mitin de campaña en Barcelona

"El voto es gratis pero puede salir carísimo", asevera el popular para pedir la concentración del voto

Júlia Regué

El candidato del PP, Pablo Casado, junto a Cayetana Álvarez de Toledo y Alejandro Fernández en Barcelona.

El candidato del PP, Pablo Casado, junto a Cayetana Álvarez de Toledo y Alejandro Fernández en Barcelona.

Última visita de Pablo Casado a Catalunya antes de dar por finalizada la campaña electoral del 28-A. El líder de los populares se ha deshecho en elogios a lo largo de esta carrera para cosechar papeletas azules a Cayetana Álvarez de Toledo, a quien llamó personalmente para ofrecerle la candidatura por Barcelona. [Sigue la última hora de las elecciones generales 2019 en directo.]

"Tengo una noticia: el domingo vamos a ganar, vamos a recuperar el rumbo de nuestra patria después de este paréntesis oscuro con [Pedro] Sánchez al frente", ha entonado Casado, y en esta dirección ha lanzado su primera acción si llega a ser el nuevo inquilino de la Moncloa: "Si el próximo domingo tengo los votos suficientes para sumar, en el primer Consejo de Ministros instaré al cumplimiento de la Constitución al señor [Quim] Torra. Activaremos el 155 como habíamos prometido. La Constitución está para cumplirse, del artículo 1 hasta la disposición final", ha espetado. 

El candidato del PP ha desmenuzado de nuevo sus propuestas para Catalunya: prohibición de indultos a los condenados por rebelión y sedición, modificación del Código Penal para vetar los referéndums, control de las cuentas de la Generalitat, ley de símbolos y ley de lenguas. "El 'procés' ha sido una catástrofe económica y social más destructiva que una catástrofe atmosférica", ha añadido.

Casado ha evitado entrar más al trapo sobre el conflicto catalán y ha aireado sus propuestas para la creación de empleo: "Cuando Sánchez entra por la puerta el empleo sale por la ventana", ha inaugurado, y se ha comprometido a "generar las condiciones para que en España se creen dos millones de empleos, medio millón cada año". ¿Cómo? "Bajando impuestos mucho, muchísimo, la mayor bajada de impuestos de la historia de la democracia. Una revolución fiscal para devolver 16.000 millones de euros a todos los españoles y suprimiendo el impuesto de sucesiones, donaciones, patrimonio y actos jurídicos documentados", ha explicado.

"Nos os voy a fallar y, como decía el Rey, no estáis solos", ha clamado ante unos 350 asistentes en un céntrico hotel de Barcelona, y ha vuelto a llamar a concentrar el voto. "O unimos el voto en torno al PP o Sánchez tendrá más facilidades para seguir en el Gobierno. El voto es gratis pero puede salir carísimo", ha lanzado.

Casado no ha mencionado la polémica por el fichaje de Ciudadanos, Ángel Garrido, expresidente de la Comunidad de Madrid, que se sitúa como número 13 en las listas de la asamblea madrileña y se mantiene en la lista para las europeas del PP. Ha preferido no pronunciarse sobre ese asunto y mantener el silencio.

Constitución, Rey y bandera

Álvarez de Toledo se ha despedido de la campaña -mañana se trasladará a Madrid- enarbolando la Constitución, el Rey y la bandera española. No escatimó las críticas a Pedro Sánchez a quien acusó de tener un plan para "premiar a los golpistas y abandonar a los demócratas". "[Los socialistas] Se han autoexcluido del bloque constitucional, no es que les hayamos echado", ha espetado, y ha vuelto a hurgar en los indultos a los independentistas. También ha reiterado su posición sobre la violencia machista, como ha explicado horas antes en el Foro Primera Plan@ de EL PERIÓDICO, y ha sentenciado que "la derecha de la que me honro pertenecer no mata a mujeres".

Por su parte, el dirigente del PP en Catalunya, Alejandro Fernández cargó contra la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, por no haber presentado una moción de censura contra Quim Torra. "Se han largado todos [a las listas del Congreso] y aquí no han dejado ni al apuntador. Están en otra historia, en el famoseo, en la frivolidad, gobernar con quien sea, como sea y al precio que sea. Al PP de Casado no se le llama cobarde. Lo están haciendo de pena, van a acabar desintegrados", ha aseverado.