Ir a contenido

BLOQUE PACTOS POSELECTORALES

Ni PSOE ni PP despejan con quién pactarían

Sánchez no descarta sumar con Cs y Casado evita renunciar al PNV

Iolanda Mármol

Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, este lunes, justo antes del debate. 

Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, este lunes, justo antes del debate.  / DAVID CASTRO

La gran pregunta que el debate electoral no despejó es qué pactos pueden construirse después del 28-A. Pedro Sánchez se negó a recoger el guante lanzado constantemente por Pablo Iglesias, que le reclamó un gobierno de coalición y le pidió con insistencia que se comprometiese a no aliarse con Albert Rivera. El líder socialista evitó pronunciarse, apeló a una "mayoría amplia" para presidir el Ejecutivo sin ataduras y agitó el fantasma del auge de la ultraderecha.

"Pedro, te he preguntado dos veces si pactarías con Ciudadanos y el silencio es elocuente", le afeó Iglesias, sin obtener ni aún así respuesta del socialista. "Ojalá el PSOE descartara de una vez a Ciudadanos como socio del Gobierno", tentó una vez más, pero tampoco arrancó una respuesta del socialista. 

Desde la otra orilla, el candidato de los liberales tendió la mano a Pablo Casado para gobernar conjuntamente, pero le reclamó a su vez que descartase una colaboración con el PNV. Tampoco el jefe del PP se comprometió a prescindir del grupo vasco y se limitó a señalar que no va a pactar con los "independentistas ni nacionalistas catalanes". 

La presión por buscar algo de claridad en las alianzas elevó el tono de Rivera, para sorpresa del cabeza de lista de los conservadores, que le advirtió que los electores de ambos partidos no iban a entender ese ataque. "Señor Rivera, yo creo que ni sus votantes ni los míos entienden sus ataques a mi persona", le advirtió, "porque usted no es mi adversario". El dirigente catalán lamentó la ambigüedad de Casado y advirtió del riesgo de que Sánchez sume a los independentistas. 

El socialista puso sobre la mesa la corrupción del PP y la controversia sobre las cloacas del Estado. Iglesias, espiado por la denominada 'policía patriótica' le preguntó qué medidas ha tomado para apartar a los agentes implicados y cuestionó por que el PSOE se negó a el excomisario José Manuel Villarejo compareciese en el Congreso de los Diputados.