Ir a contenido

POLÍTICAS SOCIALES EN EL DEBATE DE ATRESMEDIA

Listas negras y posiciones alejadas en violencia de género

Un acuerdo proeutanasia se abre terreno, pese a Casado

Gemma Robles

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el debate. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el debate. 

Si hubo un momento claro en que el debate se tensó fue, sin duda, cuando salió a colación el asunto de la violencia machista. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, exhibió un par de veces ante las cámaras una circular supuestamente emitida desde una consejeria andaluza en manos de Cs: se reclaman datos personales a funcionarios que trabajan en el área del maltrato a las mujeres, según denunció a Sánchez. "Lo que pedía Vox, las listas negras", alertó el presidente, avisando de lo que podría venir si las tres derechas suman. Si ese asunto ya puso el ambiente feo entre Sánchez y Albert Rivera, la cosa empeoró cuando se debatió sobre el endurecimiento del Código Penal para dejar claro que todo lo que no es un "sí" en relaciones sexuales, puede ser delito.

El jefe de gobierno cargó contra Pablo Casado por las polémicas declaraciones de su compañera, Cayetana Álvarez de Toledo. Casado se defendió como pudo y dijo que la mejor política contra la violencia de género es dar empleo a mujeres. Sánchez replicó que el comentario era ofensivo, porque el nivel económico o cultural poco tiene que ver con las agresiones. Se enzarzaron en un intercambio de calificativos gruesos. Rivera le echó una mano al presidente del PP en esto. Pablo Iglesias, por su lado, se ofendió y aconsejó a Álvarez de Toledo que pida perdón y se pacten medidas.

Por otro lado, la posibilidad de que la próxima legislatura España se dote de una Ley de Eutanasia parece más cerca. Al menos, así se desprendió del hecho de que más allá de reproches mutuos, la legislatura que ya acaba, PSOE, Cs y Podemos demandan legislar esta figura. El PP se apea del asunto.