Ir a contenido

SONDEO DEL GESOP

Encuesta elecciones generales Catalunya: Pulso entre ERC y PSC a una semana del 28-A

Los republicanos podrían ganar las generales en Catalunya en escaños y los socialistas, en votos

Los 'comuns' recuperan fuelle, JxCat y el PP continúan en mínimos y Vox obtendría hasta dos diputados

Jose Rico

Encuesta elecciones generales Catalunya: Pulso entre ERC y PSC a una semana del 28-A

Salvo catástrofe demoscópica, la cita con las urnas del próximo domingo deparará en Catalunya un resultado que pasará a la historia. Bien sea porque por primera vez gane unas elecciones generales una formación independentista; bien sea porque el socialismo se reencuentre con una victoria electoral una década después de su último triunfo. Puede ocurrir cualquiera de las dos cosas según se desprende del sondeo preelectoral elaborado por el Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO. ERC y el PSC conservan sus opciones y se sitúan prácticamente en empate técnico a una semana de las legislativas, con una ligera ventaja de los socialistas en votos pero con los republicanos por delante en escaños. Sin embargo, cabe reseñar que el 21,4% de los catalanes siguen indecisos.

La encuesta refleja una fotografía casi idéntica a la que el GESOP tomó hace dos semanas. El PSC aventaja a Esquerra en apenas un punto en voto estimado. En estos últimos 15 días los republicanos han recortado la diferencia medio punto, aunque tanto ERC como los socialistas han cedido 1,3 puntos. Oriol Junqueras, que debutó el viernes en la campaña desde prisión con permiso de la Junta Electoral Central y ha suavizado la condición del referéndum para investir a Pedro Sánchez, obtendría 14-15 escaños.Por su parte, la cabeza de lista del PSC, la ministra Meritxell Batet, lograría 13-14 diputados.

La ley electoral

Así, a los socialistas catalanes podría jugarles otra mala pasada la ley electoral, que prima el voto de la Catalunya interior, y quedarse con menos escaños pese a cosechar más papeletas. Y con el equilibio de fuerzas que dibujan las encuestas en el conjunto de España, un diputado más o menos puede acabar siendo decisivo para futuras investiduras. ERC y PSC son los partidos que consignan una mayor fidelidad de voto, cercana en ambos casos al 70% y a la que contribuye el giro moderado de los primeros en el 'procés' –a raíz del encarcelamiento de su líder y candidato– y el viento favorable que de momento le ha soplado a Sánchez en la primera parte de la campaña. Junqueras lidera la intención directa de voto (el voto sin 'cocina'), tres puntos por delante de los socialistas.

La consecuencia directa del crecimiento de Esquerra y PSC es la caída de sus principales marcas electoralmente limítrofes: En Comú Podem y Junts per Catalunya. Los ‘comuns’ se adjudicaron las dos últimas elecciones generales en Catalunya (2015 y 2016) aupados por el tirón de Podemos, pero esa estrella se ha apagado y las luchas internas intestinas, que provocaron por ejemplo la dimisión de Xavier Domènech, han lacerado a la confluencia.

No obstante, el cabeza de cartel de los 'comuns', Jaume Asens, ha recuperado fuelle durante la campaña y la coalición obtendría ahora 7-8 escaños, lejos de los 12 que tiene hoy en el Congreso pero mejor que los 5-6 que el GESOPle pronosticaba dos semanas atrás. En Comú Podem se beneficiaría del leve retroceso de ERC y el PSC en estos 15 días, pero todavía regalarían a socialistas y republicanos a una cuarta parte de sus votantes del 2016.

Encuesta del GESOP sobre los resultados de las elecciones generales en Catalunya

Pero el principal trasvase de votos continúa siendo el que discurre desde el caladero de JxCat hasta el de Esquerra. Tras el viraje estratégico impuesto por Carles Puigdemont y que se ha traducido en la purga de los representantes del ala moderada del PDECat, los neoconvergentes solo retendrían al 46% de sus votantes y un 28% apoyaría ahora a ERC. Malas expectativas que explican los dardos que unos y otros se están lanzando en los últimos días y que ayudarían a entender el modulado discurso que su candidato, Jordi Sànchez, hizo desde la cárcel el jueves, relegando también el referéndum como condición para investir a Sánchez.

De lo que parece que Catalunya no se librará es de la irrupción de la extrema derecha. Vox conserva sus opciones de lograr 1 o 2 diputados catalanes ante el estancamiento de Cs y el batacazo del PP. Inés Arrimadas no mejoraría sus 5 escaños con una campaña en la que apenas se deja ver en Catalunya, mientras que la buscada apuesta por la polémica con Cayetana Álvarez de Toledo no salvaría a los populares de perder un tercio de su representanción.

Ficha técnica

-Técnica: entrevistas telefónicas y presenciales asistidas por ordenador.
-Ámbito territorial: Catalunya.
-Universo: Residentes mayores de edad con derecho de voto.
-Muestra: 1.449 entrevistas.
-Margen de error: +/- 2,6% para un nivel de confianza del 95,0% y p=q=0.5.
-Trabajo de campo: del 8 al 12 de abril del 2019.