03 abr 2020

Ir a contenido

ELECCIONES GENERALES

El PACMA, a las puertas del ruedo del Congreso

El último CIS contempla la opción de que el partido animalista, el más votado sin representación en las últimas generales, tenga dos escaños

Advierten que sólo pactarán con quien dé pasos para abolir los festejos taurinos y la caza y piden avanzar en la prohibición de experimentos con animales

Nacho Herrero

Raquel Aguilar, candidata del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal, frente a la plaza de toros de València

Raquel Aguilar, candidata del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal, frente a la plaza de toros de València / Miguel Lorenzo

Fueron la gran sorpresa sin premio de las últimas generales. Sus casi 285.000 votos, apenas mil cuatrocientos menos que el PNV, se quedaron sin escaño mientras el partido vasco tenía cinco. Pero ahora el CIS anuncia que el PACMA podría entrar en el Congreso con dos escaños, uno por Barcelona y otro por Valencia, y advierten que si alguien necesita sus votos tendrá que avanzar en la abolición de los festejos taurinos.

Todavía podemos crecer mucho. Nuestra visibilidad en los medios hasta ahora no es my grande pero cada vez nos conoce más gente y con acciones como la prohibición de la caza en Castilla y León, que fue un boom mediático, o la encuesta del CIS estamos llegando a un público al que no llegábamos”, explica a EL PERIÓDICO Raquel Aguilar, candidata por Valencia.

La coordinadora del partido en esta provincia cree que el sondeo puede neutralizar “la campaña que nos están haciendo de ‘no votes al PACMA porque no es un voto útil’, votar al PACMA nunca ha sido inútil pero ahora mismo, con posibilidad de entrar, menos todavía”, afirma. En su video de campaña se presentan como la antítesis de VOX. Si el partido ultra es la involución ellos dicen ser la ‘REevolución’.

Si llega el momento de que sus escaños son decisivos saben lo que quieren, además de una ley electoral que no les perjudique. “Tenemos dos líneas rojas, dos pilares que tendrá que respetar quien quiera pactar con nosotros, que son la abolición de la caza y la tauromaquia”, advierten.

“Sabemos que no puede ser llegar un lunes y abolir un martes pero habría que adoptar medidas muy claras para hacerlo”, añade Aguilar. Si hay que cambiar leyes, que se cambien, dicen. Y los ‘bous al carrer’ están incluidos. Hace tres años esta postura frenó su integración en Unidos Podemos. “Estamos contentos, ahora estaríamos invisibilizados. Mira EQUO”, apunta.

Ni compra-venta ni experimentación

Con un programa social de izquierda, el PACMA concurre sin una postura definida en la cuestión territorial más allá del genérico diálogo.¿Reforma de la Constitución? “No tenemos un planteamiento”. “¿Aceptarían un referéndum pactado sólo en Catalunya? “No nos lo hemos planteado”.

Mucho más claro tiene que prohibirían la compra-venta de los de compañía. “Hay una tasa de abandono terrible, pensamos que llega al millón, no tiene sentido vender mientras se ejecuta a los abandonados”, apunta. “Detrás hay granjas de perros o gatos en las que a las hembras se les viola continuamente para que tengan cachorros y se los roban hasta que ya no sirven y se les sacrifica”, denuncia. Incluso crearían una ‘Seguridad Social’ para animales.

También aseguran que “la experimentación con animales se debe acabar aunque tal y como está el sistema no lo podemos hacer de manera inmediata”. ¿Y todos los avances logrados en las últimas décadas? “Se deben implantar métodos alternativos. Esos modelos que se gastan no son reales ni aplicables a los humanos al cien por cien, al final siempre hay que probar en personas”, afirma. Tienen esperaza pero también paciencia. "Llegará un día que entremos, mientras tanto trabajamos desde fuera", apunta.