Ir a contenido

Un detenido por entrar con bidones de gasolina en la catedral de Saint Patrick de Nueva York

La gasolina llegó a derramarse por el suelo de la iglesia cuando un guardia de seguridad le dio el alto

Reuters

La catedral de Saint Patrick en Nueva York.

La catedral de Saint Patrick en Nueva York.

Un hombre de 37 años fue arrestado el miércoles por la noche después de entrar a la catedral de Saint Patrick en la ciudad de Nueva York con dos latas llenas de gasolina, líquido para encendedores y encendedores.
Según la policía, el hombre entró a la catedral católica sobre las ocho de la noche y un guardia de seguridad le confrontó. Cuando el hombre se giró para irse, la gasolina se cayó en el suelo y el guardia informó a la patrulla policial que había delante del edificio.
Los agentes se reunieron con el hombre y fue puesto bajo custodia después de ser interrogado, según ha relatado John Miller, subcomisionado de inteligencia y contraterrorismo para la policía de Nueva York.
"Una persona que ingrese a un lugar icónico como la Catedral de Saint Patrick con más de 15 litros de gasolina, dos botellas de líquido para encendedores y encendedores, es algo que nos preocupa mucho", ha dicho Miller en una rueda de prensa delante la catedral.
Cuando se le preguntó si el "terrorismo" era un motivo del incidente, Miller ha comentado que era "demasiado pronto para decir eso". Miller ha destacado el hecho de que este caso se hubiera producido dos días después del incendio en Notre Dame de París. "Este es un indicador de algo que sería muy sospechoso".
La versión del detenido es que su camioneta se había quedado sin gasolina. Cuando la policía revisó el vehículo, vieron que no estaba sin combustible, momento en el que arrestaron al hombre. "Él es un viejo conocido por la policía y estamos investigando sus antecedentes", ha añadido. "No sabemos cuál era su objetivo, cuál era su motivo".