Ir a contenido

CORRUPCIÓN EN EL PP

García Castaño apunta que Gordo se hizo con los discos duros de Bárcenas en la operación 'Kitchen'

El exjefe policial admite ante el juez que entró en un inmueble del extesorero del PP para tratar de encontrar información, pero no la consiguió

Europa Press

El excomisario Enrique García Castaño.

El excomisario Enrique García Castaño. / DAVID CASTRO

El ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional Enrique García Castaño, señaló en su declaración ante el juez y los fiscales Anticorrupción del 'caso Villarejo' que si bien entró personalmente en un inmueble del extesorero del PP Luis Bárcenas para tratar de encontrar información, no halló los discos duros que buscaba y planteó que el comisario Andrés Gómez Gordo podía haberse hecho con ellos, según informan fuentes jurídicas a Europa Press.

García Castaño está investigado por su presunta pertenencia al clan "parapolicial" que lideró durante años el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo, con quien según la instrucción habría venido colaborando de forma "estable" en contextos como la 'operación Kitchen', ejecutada dentro de la Dirección Adjunta Operativa de Eugenio Pino a partir deL 2013 y sufragada con fondos reservados, como los que se usaron para captar de confidente al chófer de Bárcenas, Sergio Ríos.

Preguntado por este operativo en su declaración como investigado el pasado 26 de marzo en la Audiencia Nacional, García Castaño explicó que se trataba de un despliegue legal para buscar fondos y testaferros de Bárcenas controlado desde la Secretaría de Estado de Seguridad que dirigía Francisco Martínez, tal y como avanzó la SER y confirmó Europa Press en fuentes jurídicas.

Entrada discreta

Añadió además que él mismo se encargó de entrar discretamente en uno de los inmuebles de Bárcenas, un estudio, según publicó El Independiente, para buscar esa información que, de acuerdo a los investigadores, eran papeles sensibles sobre la financiación del PP que el operativo intentaba sustraer a la investigación judicial sobre Gürtel y la presunta 'caja B' del partido.

Sin embargo, según detalló en su declaración, en aquella irrupción García Castaño no encontró lo que buscaba, unos discos duros donde Bárcenas almacenaba información sensible, ya fuese para sí mismo o para el partido cuya contabilidad llevaba años gestionando. Su explicación ante el juez y los fiscales fue que quizá el chófer Sergio Ríos se le había adelantado y en su labor de confidente, consiguió los discos duros y se los entregó a Andrés Gómez Gordo.

Este policía era entonces inspector jefe en excedencia, pues trabajaba como asesor de seguridad para la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Conocía a Ríos porque ambos coincidieron en la Comunidad de Madrid y según el chófer, fue quien le captó a razón de 2.000 euros al mes para el 'espionaje' a Bárcenas, versión que Gómez Gordo matizó al apuntar según 'eldiario.es', que se limitó a presentarle a Villarejo.

El apunte de la mujer de Bárcenas

Sea como fuere, la versión de García Castaño es que, en este contexto de relación entre ambos, si Ríos se hizo con los discos duros se los habría entregado a Gómez Gordo, de acuerdo a las fuentes jurídicas consultadas.

Apoya su parecer sobre los hechos en la única documentación intervenida en aquel operativo que ha trascendido, unos papeles con anotaciones de la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, fruto de las visitas a su marido en prisión. Difundidos por El Mundo y ya en poder de la Audiencia Nacional, incluyen un apunte que dice: "Sergio (Ríos) ha creado a través jefe Presidencia Cospedal disco duro. Muertos de miedo en el PP".

El propio Ríos fue convocado de nuevo a la Audiencia Nacional para responder por este asunto, pero de acuerdo a las fuentes consultadas por Europa Press, se acogió a su derecho a no contestar en esta fase del interrogatorio.

Dudas sobre las posibles copias

Deberá ser Gómez Gordo quien lo aclare cuando vuelva a ser llamado a declarar a la Audiencia Nacional. El comisario ha comparecido dos veces ante el juez, pero antes de las revelaciones de García Castaño. Está investigado por malversación y se encuentra en libertad sin medidas cautelares.

La existencia de los discos duros no se pone en duda, pues el propio Bárcenas en una declaración frente al juez que investiga la 'caja B' ironizó ante los investigadores sobre este tema y les ánimo a encontrarlos de una vez por todas. Se trataría de copias del contenido de los ordenadores que utilizaba en la sede nacional del PP, los mismos que fueron destruidos en un caso que sentará en el banquillo en el mes de junio al propio partido.

Sí se cuestiona cuál fue el destino final de los discos duros, si realmente Gómez Gordo los recibió o fue García Castaño quien interceptó el material y si, en cualquier caso, acabó pasando por las manos de Villarejo. De ser así, cabe la posibilidad de que guardase una copia entre los miles de archivos que se le intervinieron a su detención en el 2017, parte de los cuales está aún por analizar.