Ir a contenido

JUICIO DEL 'PROCÉS'

La fiscalía rechaza que los candidatos presos hagan campaña en los recesos del juicio

El ministerio público se opone a permitirles acudir a actos de campaña y a conceder ruedas de prensa en el Supremo

Ángeles Vázquez

Oriol Junqueras, en el Tribunal Supremo.

Oriol Junqueras, en el Tribunal Supremo. / EFE / J. J. GUILLÉN

La Fiscalía del Tribunal Supremo lo tiene claro. No solo se opone "absolutamente" a permitir que los candidatos del Junts per Catalunya Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull a "acudir a actos de campaña de sus candidatos", sino también a su estravagante petición subsidiaria de "que se les autorice a "atender durante el periodo electora a los medios de comunicación concediendo entrevistas, grabar spots electorales y conceder ruedas de prensa durante los recesos del juicio o antes del inicio de las sesiones".

En un escrito de cinco páginas, los fiscales se remiten a un auto de diciembre de 2017, en el que el alto tribunal se pronunciaba sobre una petición similar para los presos que concurrían a las elecciones catalanas del 21 de diciembre. Tras recordar la jurisprudencia del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos (TEDH), el ministerio público sostiene que en el caso de los cabezas de lista por Tarragona, Lleida y Barcelona es "absolutamente respetado" su derecho a cancurrir a las elecciones.

Pero "es obvio" que "caben restricciones" sobre su participación en la campaña electoral, en los que "la defensa del ideario de la candidatura está atendida por sus otros integrantes, así como por la colectividad de electores, el partido político o la agrupación de partidos que presten soporte a la candidatura". Sobre todo si, como ocurre en estos casos, los candidatos se sumaron a la candidatura estando ya en prisión y "en medio de un juicio oral que sigue celebrándose".

En este sentido, el ministerio público recuerda que su prisión "se adoptó por el riesgo de que el investigado pudiera impulsar movilizaciones públicas violentas o gravemente contrarias al orden público y la paz social, semejantes a las que en este proceso se les atribuye". Añade que su participación en medios de comunicación "posibilitaría situaciones de riesgo que la prisión ha tratado de conjurar, pues no solo facultarían el impulso de movilizaciones inmediata, sino que pueden aprovecharse para propicial los tumultos se materialicen en respuesta a la conformación  institucioneal que resulte de los comicios".

Justícia lo ve "pertinente"

Por otra lado, la Conselleria de Justícia ha remitido un informe a la Junta Electoral en el que ve "pertinente" la pretensión de Sànchez, Rull y Turull relativa a celebrar actos electorales en las cárceles no sean multitudinarios, no afecten a las actividades del centro y que solo asistan los presos que hayan pedido ejercer su derecho a voto. 

Así lo sostiene la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima en un escrito, al que ha tenido acceso Efe, que este martes ha enviado a las Juntas Electorales Provinciales de Barcelona, Girona y Tarragona para responder a su requerimiento sobre el criterio de la Generalitat de que un partido pueda celebrar en prisión una acto de campaña dirigido a la población reclusa.

El escrito de Justicia destaca que, para garantizar que los presos tengan un información "precisa" a la hora de ejercer su derecho al voto, "sería pertinente autorizar la entrada de los candidatos en los centros penitenciarios para que, en un espacio habilitado al efecto, pudiesen llevar a cabo su campaña electoral".

La Generalitat enfatiza que la normativa penitenciaria no establece "ninguna prohibición expresa" para celebrar actos electorales en prisión, "sin perjuicio de las cuestiones de seguridad interior que se puedan establecer".

Por este motivo, ve "posible" que los partidos puedan realizar actos en las cárceles, aunque con "limitaciones" de seguridad y de respeto al pluralismo político, la transparencia, la proporcionalidad y la neutralidad.