Ir a contenido

CANDIDATURA PARA EL 28-A

¿Nuevo 'frente' en el Congreso?

Front Republicà se presenta a las generales como heredero del espíritu del 1-O

Concurren con la pretensión de ser decisivos para la gobernabilidad del Estado

Júlia Regué

Albano Dante Fachin, cabeza de lista del  Front Republica por Barcelona a les elecciones generales.

Albano Dante Fachin, cabeza de lista del  Front Republica por Barcelona a les elecciones generales. / ACN / Pere Francesch

Una octava fuerza política catalana podría irrumpir en el Congreso de los Diputados después de las elecciones del 28-A: Front Republicà. La plataforma aúna a Poble Lliure -partido político desde el 2017 que ha fundamentado su obra política dentro de la CUP-, Som Alternativa -organización ideada por Albano Dante Fachin tras abandonar la secretaría de Podem- y Pirates de Catalunya, que forma parte del movimiento pirata internacional nacido en Suecia en el 2006. Sellaron su pacto a raíz del portazo de la CUP a concurrir a estos comicios, y decidieron emprender su propio camino con el empuje de llenar un "espacio electoral vacío".

El sondeo del GESOP para EL PERIÓDICO pronosticó que podrían lograr un escaño en la Cámara Baja con un programa electoral de "bloqueo", en el que se comprometen a "no votar ninguna fuerza española o catalana que no defienda explícitamente el derecho del pueblo catalán a la autodeterminación, la libertad de los presos políticos, el retorno de los exiliados, la defensa de los derechos sociales y la derogación de los artículos 155 y 135" de la Constitución.

En sus mítines, propugnan que si llegan a tener la llave de la gobernabilidad de España -debido a la complejidad que apuntan las encuestas para formar Ejecutivo- la usarán para "poner a Sánchez en un aprieto: que tenga que decidir entre Vox y el derecho a la autodeterminación", resumen fuentes de la plataforma. Y no se olvidan de Unidos Podemos en su retahíla de críticas por "avalar políticas de derechas al grito de ‘si se puede’". "El independentismo ya ha hecho caer a dos gobiernos, este puede ser el tercero", afirman.

Ataques a ERC y JxCat

Se presentan como abanderados del referéndum del 1-O y cargan contra ERC JxCat por haber "ninguneado" y "desmovilizado" al soberansmo: "Vamos a Madrid para ser el altavoz de la gente que fue aporreada y para decir que la retórica no nos traerá la república", reflexionan estas voces.

Rehúyen la etiqueta de "independentistas", apuestan por potenciar la de "republicanos", aunque dejan sobre papel que defenderán la "legitimidad democrática de la lucha por la independencia y de la construcción de la república catalana". "¿De qué sirve decir que eres independentista si después ves que todo está como está, el simbolismo?", reflexionan en Front Republicà.

Completan su propuesta con el fichaje de Roger Español, el hombre que perdió la visión de un ojo debido al impacto de una pelota de goma disparada por la Policía Nacional el 1-O, que va de número cinco por Barcelona. Además, dieron el pistoletazo de salida a la campaña en la escuela Ramon Llull, el lugar de los hechos.

Como formación emergente, su futuro es incierto. Su falta de representación les deja sin espacios de propaganda electoral -por lo que han pedido cuota de pantalla a los partidos soberanistas-, y centrarán su campaña en sumergirse en nuevas estrategias comunicativas en las redes sociales, también debido a una falta de fondos económicos: "Tenemos nuestro Bannon", sonríen. En esta nube se aprovechan del tirón en estas aplicaciones de su cabeza de lista, Albano Dante Fachin, que aporta experiencia como periodista, tertuliano y exdiputado.

Sus oportunidades electorales pasan por arañar votos a posconvergentes y republicanos, recuperar papeletas que en autonómicas apoyan a la CUP y que en las generales transitan a los 'comuns', y llevar a las urnas a los abstencionistas que seguían directrices de los anticapitalistas. De hecho, la trifulca interna que generó su concurrencia frente a las filas 'cupaires', llevó a la CUP a decidir que en esta ocasión no se pronunciará sobre el voto. A cambio, les reclamaron que no usaran cargos electos ni cabezas visibles para su proyecto. Por el momento, conviven en paz.