Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Iglesias defiende la república como solución para Catalunya

Evita hacer una referencia explícita a un futuro referéndum sobre la Monarquía

Apuesta por el republicanismo para impulsar la plurinacionalidad y la fraternidad

Miguel Ángel Rodríguez

Pablo Iglesias, en un acto de campaña.

Pablo Iglesias, en un acto de campaña. / MIGUEL TONA (EFE)

El secretario general de PodemosPablo Iglesias, no dejó pasar por alto que este domingo se conmemoraba el 88º aniversario de la Segunda República y metió tan simbólica fecha en la campaña, defendiendo que el republicanismo es la herramienta perfecta para "construir la fraternidad" rota en Catalunya y permitir la existencia de diferentes lenguas, instituciones o identidades en un mismo Estado. No obstante, el líder de Unidas Podemos evitó hacer una referencia explícita a un referéndum sobre la Monarquía, algo que no hace desde el 2014. Quienes sí se lanzaron a proponer una consulta a los ciudadanos sobre el futuro de la Corona fueron el candidato de En Comú Podem, Jaume Asens, y su homólogo en ERCGabriel Rufián, que está luchando en Catalunya por quedarse con parte del electorado morado para poder vencer así a los posconvergentes.

El escenario escogido por Iglesias para celebrar el 14 de abril no pudo ser más idóneo. Se desplazó hasta Eibar (Vizcaya), localidad que recibió en 1931 el galardón de ciudad "muy ejemplar" por ser la primera en izar la bandera republicana. Allí, el político madrileño puso sobre la mesa el problema territorial español que, apuntó, no solo consiste en el conflicto catalán sino también en la defensa de la plurinacionalidad o la obligación de acabar con las asimetrías que hay entre las ciudades y el mundo rural.

Ante más de 2.000 personas, desgranó las implicaciones que, en su opinión, conlleva el republicanismo y puso en alza la necesidad de "responder a la diversidad histórica" de los diferentes territorios de España.  "Eso engrandece a un país que es capaz hacer convivir a lo diverso", sentenció entre aclamaciones y gritos de "viva la república".

"Diferentes banderas, diferentes sentimientos pero servicios públicos que hagan que a cualquier ciudadano que llegue a un hospital le vayan a atender los mejores profesionales, eso es lo que une a todos los ciudadanos", apuntó el dirigente de Podemos segundos después de cargar contra aquellos "insensatos" que aseguran que la unidad de los habitantes depende de un monarca. Tras poner en el centro la sanidad y la educación, aseveró que la unidad de España no depende de "ningún rey, ninguna Corona y ninguna Monarquía".

Ataques a la derecha

"Son un híbrido extraño entre don Pelayo y Margaret Thatcher", bromeó Iglesias, sobre el PPCs y Vox. Más contundente y preciso se mostró con sus respectivos líderes, Pablo CasadoAlbert Rivera y Santiago Abascal, a los que se refirió como "patriotas" -siempre con sorna-, "trío de Colón", el "trifachito" o "los tres pianistas de José María Aznar".

No obstante, el que más repitió fue el de "patrioteros de charanga y pandereta". Un calificativo al que le siguió una dura crítica a las tres formaciones por defender una única "lengua, bandera e identidad", además de apostar por la recentralización del Estado. Con tono irónico puso en duda el patriotismo de las tres derechas una vez que hay que hablar de propuestas económicas: "Les encantan las banderas del BBVA, de Suiza y de los fondos buitres". De un posible Gobierno del PSOE y Cs dijo, prácticamente, lo mismo.