Ir a contenido

CAMINO DE LA URNAS

Batet pide no fiarse de las encuestas ni de ERC

"Si querían un gobierno de izquierdas, ¿por qué lo tumbaron?", les espeta a los republicanos

Roger Pascual

Meritxell Batet y Miquel Iceta.

Meritxell Batet y Miquel Iceta. / Sílvia Jardí / ACN

Las encuestas siguen sonriendo al PSC. Pero los socialistas temen que esto pueda ser una arma de doble filo y acabe desincentivando el voto progresista, dando por sentada la victoria de Pedro Sánchez en España y Meritxell Batet en Catalunya. Por eso, la cabeza de lista del PSC ha reclamado no "fiarse" de las encuestas y Miquel Iceta ha pedido votar en masa el 28-A para evitar que el PP, Cs y Vox lleven a España a la "época de los Picapiedra".

"Con los números, incluso de las encuestas y el número de indecisos que existen, el peligro real de que la derecha sume existe. El peligro real de la involución existe. No nos podemos fiar, que nadie se fíe", ha alertado desde Girona. La última encuesta, publicada por 'La Vanguardia', da la victoria al PSC en Cataluña con entre 16 y 18 diputados, y en el conjunto del Estado ganaría el PSOE y el bloque de la derecha --PP, Cs y Vox-- quedaría lejos de la mayoría absoluta.

"Si pueden nos hacen la Pascua", ha advertido Iceta con su proverbial tono irónico reclamando hacer realidad las encuestas. "Sin los votos, las ilusiones serán 'botifarrons'". Batet, horas más tarde ya en Pineda de Mar, ha puesto el ejemplo de las elecciones andaluzas. "Que se lo cuenten a los andaluces que les dio pereza y dijeron no hace falta ir a votar. Y eso les ha llevado a un Gobierno de derechas. El día siguiente salieron a manifestarse. No quiero que nadie tenga que manifestarse al día siguiente del 28-A". La candidata ha respondido a los ataques de Gabriel Rufián desde Soto del Real (que acusó al PSOE de tener "dos caras") sentenciando que "ERC no es de fiar". "Ahora sí que quieren un gobierno de izquierdas. Si querían un gobierno de izquierdas, ¿por qué lo tumbaron? Habéis abierto la puerta a un gobierno de derechas", ha asestado, recordando la "pinza" que hicieron independentistas con Cs y PP para dar un portazo a los Presupuestos.