Ir a contenido

PROGRAMAS ELECTORALES

Las propuestas de los partidos para el 28-A: pensiones

Las derechas acuden al ahorro individual como mecanismo para complementar las prestaciones de los jubilados

Unidas Podemos, JxCat y ERC defienden la libertad de poder escoger los años de mayor cotización al hacer el cálculo

Berta López

Imagen de una manifestación de pensionistas en Bilbao, en febrero del 2018.

Imagen de una manifestación de pensionistas en Bilbao, en febrero del 2018. / EFE / MIGUEL TORRA

"Eliminar el actual índice de revalorización y actualizar las pensiones anualmente con el IPC real". Esta es la propuesta del PSOE en lo que se refiere al tema de las pensiones. También Unidas Podemos defiende esta medida en su programa electoral para el 28-A. Ambos partidos apuntan también la necesidad de eliminar el déficit del sistema de Seguridad Social; en el caso de los morados, a través de la recuperación de la deuda bancaria.

Asimismo, el PP y JxCat también coinciden en la necesidad de revalorizar las pensiones conforme al "coste de la vida" pero con matices. La candidatura de Carles Puigdemont apuesta por tener en cuenta el cambio del IPC como variable, pero no explicita que esta pase a ser la única consideración a la hora de revalorizar la pensión. Los populares sí dejan claro que no solo vincularán las pensiones a la variación del IPC, sino también a "otros indicadores que garanticen el cumplimiento simultáneo de los principios de mantenimiento del poder adquisitivo y sostenibilidad".

En el programa electoral no se desvelan cuáles serían estos otros indicadores; sin embargo, su número uno, Pablo Casado, ya ha advertido en repetidas ocasiones de que las pensiones aumentarán proporcionalmente al coste de vida siempre y cuando el crecimiento de la economía sea positivo. Respecto a la deuda que acumula la Seguridad Social, los populares pretenden compensarla con un impulso a la natalidad, para equilibrar así cotizantes y pensionistas.

Por otro lado, ERC, JxCat y Unidas Podemos proponen dar la libertad a los contribuyentes de poder escoger los 35 cotizados que más les beneficien a la hora de calcular la prestación que recibirán. Podemos, además, ofrece a las personas que hayan contribuido al menos 35 años poder jubilarse de forma anticipada sin que esto se plasme en una penalización de sus pensiones. Esquerra, por su parte, apuesta por la por la creación de un fondo de reserva de pensiones para "garantizar los derechos de los cotizantes y los futuros pensionistas".

Desde la derecha, Vox -que defiende una "pensión mínima que se revalorice con el coste de la vida"-, PP y Ciudadanos recurren a la iniciativa privada y proponen incentivar el ahorro entre la población cotizante, para poder disponer de ahorros cuando llegue la edad de jubilación para complementar la pensión. Esta propuesta, sin embargo, deja desamparados aaquellos cuyo sueldo no ha sido suficiente para poder ahorrar.