Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Confusión en JxCat sobre las condiciones para apoyar a Sánchez

Mientras los presos evitan las "barreras infranqueables", Laura Borràs exige "ejercer el derecho de autodeterminación"

Fidel Masreal

Confusión en JxCat sobre las condiciones para apoyar a Sánchez

JAVIER SORIANO

¿Qué exigirá la posconvergencia, ahora Junts per Catalunya (JxCat) como condición sine qua non para apoyar  a Pedro Sánchez si necesita sus votos tras las elecciones? Esta parece convertirse en la pregunta del millón. Y las respuestas varían según quien las pronuncie o donde se busquen.

Si el primer día de campaña JxCat se enredó con su propuesta de un salario mínimo catalán, este sábado la cuestión gira en torno a las famosas líneas rojas, con las que la candidatura apoyada por Puigdemont trata de marcar perfil frente a ERC.

Veamos, pues, cual es la respuesta a la pregunta. O las respuestas. El programa electoral afirma que los partidos que quieran el apoyo de JxCat “deberán escoger la vía del diálogo y la autodeterminación de Catalunya”.

¿Se está reclamando ejercer el derecho de autodeterminación? ¿No negarlo? Vayamos al líder máximo, Carles Puigdemont, para intentar saberlo. En su intervención grabada en el mítin de este jueves en Manresa, dijo: “No llevaremos un cheque en blanco en el bolsillo cuando vayamos a Madrid, somos los de las garantías para Catalunya, son las lineas que no dejaremos que se pisen, que no son negociables”. ¿Qué líneas? Tampoco lo dijo. Se limitó a elogiar la figura del candidato y presidente de la Crida, Jordi Sànchez.

"Una de las opciones"

Sepamos, pues, qué dice Jordi Sànchez para intentar salir de dudas. Este sábado, en una entrevista en el diario Ara, afirma, sobre las condiciones: “Sin un compromiso de solución dialogada a la crisis y que incluya el referéndum nadie puede esperar el apoyo de JxCat. Catalunya ya ha fiado demasiados a los gobiernos de España".

Parece, pues, que ya tenemos una condición sine qua non: el referéndum. Sin embargo, el propio Sánchez, junto a Josep Rull, Jordi Turull y Joaquim Forn -candidatos y presos por el 1-O- en un artículo en La Vanguardia publicado este mismo sábado anuncian que no habrá “barreras infranqueables si hay buena voluntad de negociar”. Y se limitan a pedir al futuro gobierno español que “no niegue el referéndum de autodeterminación como una de las opciones de solución”.

"Ejercer el derecho de autodeterminación"

Ahora parece que ha quedado claro. Pero cuando este mismo sábado se le pregunta a la número dos de Sánchez, la ‘exconsellera’ Laura Borràs, sobre las condiciones, insiste en las líneas rojas. Y matiza que va a Madrid “no a hablar [de autodeterminación], a ejercer el derecho de autodeterminación” así como “exigir el final de la represión”. Borràs añade otras líneas rojas como la lengua catalana, los medios públicos y el modelo educativo catalán.