Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

JxCat se enreda con la propuesta de un salario mínimo catalán

Borràs acusa a la candidata del PP por Barcelona de "buscarse problemas" por sus incidentes en la UAB

ERC propone un referéndum en todo el Estado sobre la Monarquía para llegar al electorado de Podemos

Fidel Masreal

Artur Mas, Laura Borràs y Quim Torra, en la apertura de la campañana de JxCat, en Barcelona.

Artur Mas, Laura Borràs y Quim Torra, en la apertura de la campañana de JxCat, en Barcelona. / ÁLVARO MONGE

En su primera comparecencia de la campaña electoral ante los medios de comunciación, las números dos y tres de JxCat por BarcelonaLaura Borràs Míriam Nogueras, respectivamente, propusieron un "salario mínimo catalán" que tenga en cuenta el coste de la vida en esta comunidad. No especificaron cifras, salvo cuando se les recordó que en su programa proponen elevar este salario a 1.100 euros, si bien dicho programa no especifica que esta cifra sea para Catalunya o que se pretenda un salario en función del coste de la vida, como en alguna ocasión sí ha propuesto JxCat en el Congreso.

Al ser preguntadas sobre cuál debería ser el salario mínimo interprofesional (SMI) catalán, Nogueras respondió con una evasiva: "Bastante más alto del que tenemos actualmente; cuando seamos independientes pondremos la cifra". A renglón seguido se recordó a las candidatas que su programa electoral sí pone una cifra y promete textuamente "poderlo situar en los 1.100 euros/mes aproximadamente". Si bien en el programa nada se dice de que esta sea una cifra para Catalunya o de que el SMI deba variar en función del nivel de vida de cada territorio. Es más, fuentes de JxCat del ámbito económico admiten que esta referencia concreta a los 1.100 euros es una propuesta para toda España. ERC también propone elevar el SMI, a mil euros, para todo el Estado.

Lo rocambolesco del caso es que sí, que el PDECat, en el 2016 y el 2017, ha defendido un salario mínimo diferenciado por territorios en función de la calidad de vida.

No fue la única controversia de la comparecencia, pensada para hablar de los "agravios" del Estado. Borràs afirmó, respeto al intento de boicot a un acto de la candidata del PP por BarcelonaCayetana Álavarez de Toledo, en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), que "hay gente que busca problemas y cuando se buscan los problemas se encuentran". "Las imágenes de brazos alzados no nos representan", añadió.

La estrategia de Esquerra

Borràs y Nogueras recibieron con tibieza la propuesta del día del candidato de ERC Gabriel Rufián de un referéndum sobre la Monarquía. No es la prioridad de JxCat, dijo la 'exconsellera'. No se trata de una propuesta baladí. A la vista de la caída en los sondeos de En Comú Podem, siguiendo la tónica de Podemos en toda España, parece que arrastrado por el voto útil hacia el PSOE, ERC ha abierto una vía exploratoria de acercamiento hacia ese electorado.

Solo cabe contar las veces que el diestro tripartito menta a Rufián para darse cuenta de que el republicano, más allá de lo opinable de sus formas, se ha convertido en el azote de la derecha española. Con este bagaje y con una batería  de propuestas, ERC trata de seducir a los podemistas.

Medida llamativa, por ejemplo, la lanzada este viernes: impulsar esta próxima legislatura dos referéndums, uno, el de autodeterminación,  y el otro en todo el Estado sobre si los ciudadanos desean la Monarquía o una república.

Solo cabe recordar que la adhesión republicana, según el sondeo del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO), alcanza al 75,9% de los catalanes. Mientras que los fieles a la Monarquía suman apenas el 12%. Terreno abonado al 'ensachamiento de base'.