Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Casado avisa del riesgo de "corralito" si sigue Sánchez

El líder del PP alude a la crisis de Grecia para azuzar el miedo al PSOE

Pide ganar para que los votos "proetarras" no sean imprescindibles

Pilar Santos

Pablo Casado, este viernes en Oviedo, durante un acto con empresarios.

Pablo Casado, este viernes en Oviedo, durante un acto con empresarios.

Objetivo: movilizar el voto azuzando el miedo del elector. El PSOE, con el temor a que llegue la derecha a la Moncloa. El PP, con que Pedro Sánchez vuelva a pactar con los independentistas catalanes y con que una "recesión" acabe con el trabajo hecho por los gobiernos de Mariano Rajoy y provoque un "corralito", que restrinja la libre disposición de depósitos. Ir al cajero y no poder sacar dinero. Así lo advirtió Pablo Casado este viernes por la mañana en Oviedo, en su primera jornada de campaña.

El presidente del PP denunció que el jefe del Ejecutivo se haya "endeudado" 21.000 millones de euros para aprobar sus decretos sociales en plena precampaña poniendo en riesgo, se quejó, las cuentas españolas. En su opinión, ha actuado al igual que José Luis Rodríguez Zapatero cuando aplicó el 'plan E' y dedicó 12.000 millones de euros para poder poner "en grandes carteles lo buenos que eran". "Carteles que tapaban una recesión que destrozó a España con 3,5 millones de parados y con un rescate prácticamente seguro que hubiera hecho bajar las pensiones un 40%, el sueldo a los funcionarios un 30% y reducir a la mitad las prestaciones por desempleo", continuó. Y se preguntó de manera retórica: "¿Esto es así?". "Sí, esto pasó en Grecia. Por no hablar del 'corralito'. Se iba a los cajeros y solo podías sacar 20 euros por día. Esto es lo que no queremos que pase. Antes de que eso ocurra necesitamos volver a los mandos de la presidencia del Gobierno y poner medidas para que la situación de España cambie", reclamó al auditorio, lleno de empresarios asturianos.

Crecimiento del 2,1%, según el FMI

En su discurso introductorio, el candidato a la Moncloa pidió el voto para su partido para frenar las "luces rojas" que se ciernen sobre la economía. No obstante, esta misma semana el Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó sus previsiones y señaló que España continúa a la cabeza del crecimiento de la zona euro, con una expansión estimada del 2,1% para este año. La media de la zona euro es, en cambio, de 1,3% por el frenazo de Alemania e Italia. El crecimiento de la economía española, eso sí, tocó techo en el 2015 (con una tasa del 3,6%) y desde entonces ha ido encadenando tasas descendentes, del 3,2%, el 3% y el 2,6% el año pasado.

En Oviedo, Casado también incidió en el "riesgo" de que Sánchez pacte su investidura con los independentistas catalanes y vascos. Por la noche, en una cena-mitin en la plaza de toros de Vitoria, a la que acudieron 650 personas, abundó en esta advertencia y señaló que, pese a los descalificativos que dirigió a Sánchez hace unas semanas ("traidor", "felón"), en el PP son "unas monjas clarisas comparados con el PSOE en materia de radicalidad". En el coso vasco, reclamó el apoyo para el PP con el fin de evitar que los "proetarras" piensen que "su historia criminal les ha servido para algo" y para que sus votos nunca sean "imprescindibles" para el Gobierno central. Casado también tuvo palabras de cariño para Cayetana Álvarez de Toledo. "Por poco apalean por intentar dar una conferencia en la UAB", afirmó.