Ir a contenido

No dimitirá aunque pierda 60 diputados el 28-A

Casado afirma que rebajará el salario mínimo y luego rectifica

El líder del PP aseguró que recortaría los 900 euros actuales y los dejaría en los 850 acordados por Rajoy

"¿Quién ha dicho que yo voy a bajar el SMI? ¿Estamos en las 'fake news' de la semana?", indica horas más tarde

Pilar Santos

Casado afirma que rebajará el salario mínimo y luego rectifica.

Casado afirma que rebajará el salario mínimo y luego rectifica.
Pablo Casado, de visita en el Campus Google de Madrid.

/

Pablo Casado ha deslizado en Onda Cero que, si gobierna, bajará el salario mínimo interprofesional (SMI) de 900 a 850 euros, exactamente hasta la cifra acordada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, aunque horas más tarde ha  rectificado.

En la entrevista, por la mañana, preguntado sobre si rebajará la subida del SMI que ha impulsado el Ejecutivo de Pedro Sánchez, Casado ha respondido que lo que hará será "cumplir la negociación a la que llegó el Gobierno, con acuerdo de la patronal y los sindicatos, para subir el SMI a 850 euros en el año 2020 y además respetando la subida" que ya hizo el PP el año pasado "del 4% y del año anterior un 8%". Es decir: en la práctica esa afirmación supone que rebajará el SMI, ya que el PSOE, tras su pacto con Unidas Podemos, acordó elevarlo hasta los 900 euros, un aumento que entró en vigor el pasado 1 de enero.

Pasado el mediodía, Casado ha salido a frenar esa conclusión: "¿Quién ha dicho que yo voy a bajar el SMI? ¿Estamos en las 'fake news' de la semana?", ha espetado a los periodistas durante una visita al Campus Google de Madrid. Fuentes del PP han abundado en esta idea, al señalar que "nadie es tan suicida de llegar al Gobierno y bajar el SMI". "Además técnicamente es imposible porque si se forma el Gobierno en junio, se prorrogan los Presupuestos", han insistido. Y ya, cerca de las tres de la tarde, en un coloquio organizado por el diario 'Abc', ha afirmado que si es jefe del Ejecutivo se sentará con patronal y sindicatos para "saber cómo se tiene que actualizar". Fuenes del equipo de Casado han añadido que "no se tocaría el SMI" mientras no se celebrara esa reunión con los agentes sociales. 

¿Qué ha dicho Lacalle?

Daniel Lacalle, el nuevo gurú económico de los populares y número cuatro de la lista por Madrid, afirmó en la polémica entrevista en la que habló del recorte de las pensiones hace dos semanas que "la subida del salario mínimo es una subida de impuestos encubierta". "El debate del SMI es falso. El debate no es bajar o subir el SMI. El debate aquí ha sido la brutal subida de los costes laborales que se ha introducido con el subterfugio del salario mínimo interprofesional, que es la monstruosa subida de las bases de cotización", declaró.

En la entrevista de esta mañana, Casado ha cuantificado la bajada de impuestos que ha incluido en su programa electoral en "16.000 millones de euros" que se devolverán a los españoles con la reducción del IRPF y sociedades y la eliminación de los impuestos de donaciones, sucesiones, patrimonio y actos jurídicos documentados (AJD) en hipotecas. También propone reducir cotizaciones y aumentar deducciones para vivienda.

"Hoy voy a cuantificar mi propuesta de bajada de impuestos: 16.000 millones de euros que se devuelven a los españoles en la supresión de donaciones, sucesiones, patrimonio, AJD y en la bajada del IRPF por debajo del 40% y el impuesto de sociedades por debajo del 20%", ha manifestado, para añadir que su "prioridad" es la economía.

Cambio de criterio

La dirección del PP ha informado esta mañana de que finalmente abrirá la campaña electoral este jueves en un local de ocio que hay dentro del Parque de Retiro en Madrid. En un principio, según comunicó la organización, los conservadores iban a iniciar la caravana de Casado en la plaza de Colón, escenario de la manifestación que el PP organizó, junto a Ciudadanos y Vox, para pedir la dimisión de Sánchez. Pocos días después de esa protesta, menos concurrida de lo esperado, el presidente del Gobierno decidió adelantar las elecciones, con la esperanza de que ese miedo a las derechas movilizara a su electorado, algo que, al menos en el papel de las encuestas, ha logrado.  El PP ha rectificado y ha preferido no reavivar el 'espíritu de Colón' en un intento de alejarse de Vox tras comprobar que su 'derechización' del discurso no ha surtido efecto y sigue perdiendo votos en favor del partido de ultra-derecha.

Las encuestas

En todo caso, Casado cree que hay 28 escaños que oscilan y que pueden marcar la diferencia y darles la victoria. De igual modo, el dirigente conservador ha hecho hincapié en el alto número de indecisos a estas alturas y en el posible voto oculto, antes de romper una lanza por la vuelta al bipartidismo y de hacer un llamamiento al voto útil en las derechas, ya que los votantes de Cs y Vox "no tienen ninguna excusa para no confiar en el PP".

Casado ha criticado los resultados de la última encuesta del CIS, que prevé una amplia victoria del PSOE el 28-M, y ha dicho que los socialistas tenían que haber pagado el barómetro porque es campaña, "propaganda electoral". Tras cargar contra la instrumentalización del organismo que dirige José Felix Tezanos, Casado no ha dudado en tachar este sondeo de "puro 'fake news'". "No le pasa factura ni Catalunya, ni Otegi, ni los parados", ha subrayado con tono burlón el líder conservador.