Ir a contenido

ministerio del interior en 2016

Los policías que investigaron a Podemos, al confidente venezolano: "Nos da igual si el documento es bueno"

Un alto cargo del Ministerio con el PP participó en la operación de espionaje al partido morado

El Periódico

Ignacio Cosió y Jorge Fernández Díaz, en 2012.

Ignacio Cosió y Jorge Fernández Díaz, en 2012.

Los tres policías enviados por el Ministerior del Interior en época de Jorge Fernández Díaz (PP) para negociar con Rafael Isea trataron de convencer a este exministro de Hugo Chávez a toda costa para que respaldara la tesis de una supuesta financiación venezolana de Podemos. "A nosotros de todo eso nos da igual, si el documento es bueno si es malo, si tal", llegó a decir el inspector jefe José Manuel Fuentes Gago en la reunión del consulado en Nueva York, según desvela 'Moncloa.com'.

Cuando Isea manifestó sus dudas a la delegación española, los agentes trataron de convencerle. En primer lugar, no era él quien había aportado el documento, y llegó incluso a asegurar que no recordaba "haberlo firmado". También observó varios defectos formales que podían servir para que el chavismo "diga que ese documento nunca fue firmado por el presidente y es falso". Isea listaba los posibles errores -como la ausencia de las iniciales del funcionario responsable, firmas y fechas- pero los funcionarios españoles no estaban interesados en detalles: querían arrancarle la declaración ese mismo día, pese a que Isea reclamaba -en vano- tiempo.

Su objetivo era conseguir su declaración jurada y por escrito, una declaración orientada a buscar un delito fiscal contra Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Jorge Verstrynge, el núcleo de la fundación CEPS y, por ende, el germen de Podemos. "Si es que no hay mejor prueba que ellos hayan dicho que en absoluto son esas cantidades. O sea, desde que dicen eso ya usted no se preocupe si es su tema. ¡Si es que ellos ya han dicho que esto se produjo!", trata de convencer Fuentes Gago.

Al final, la presión tuvo resutlado e Isea declaró. De hecho, el político sudamericano ha llegado a afirmar haberse sentido "utilizado" como arma electoral para los comicios de junio de 2016. Tras ser filtrada su declaración a la prensa, Isea llamó a sus interlocutores porque no se sentía protegido. "Nadie me cogió el teléfono", se queja.

Alto cargo de Interior

"Intenté pedir explicaciones, pero no las recibí. Una persona que se apellidaba Rueda me escribió para decirme que estaba buscando la forma de hacerlo. Me pidió los nombres de mi familia. Nunca recibí respuesta", asegura Isea en una entrevista a 'La Sexta' de este jueves.

Precisamente esta persona sería la prueba de que Interior llegó a involucrar a uno de sus altos cargos en esta operación. 

Ese Rueda es Juan María Rueda Menéndez, comisario del Cuerpo Nacional de Policía actualmente en excedencia, según han confirmado fuentes policiales a 'eldiario.es'. Rueda fue nombrado subdirector general de Relaciones Internacionales del Ministerio el 7 de marzo de 2012, al poco de llegar el PP.

Promesa de Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió este jueves al Iglesias que los responsables de su espionaje "pagarán hasta las últimas consecuencias" por este delito.

En una entrevista en Telecinco, el jefe del Ejecutivo ha añadido que el Gobierno defiende el "buen nombre" de las fuerzas y cuerpos de seguridad porque éste es el caso de un grupo "minoritario de policías corruptos".

El Ministerio del Interior dirigido por Fernando Grande-Marlaska ha apartado de sus destinos en 'embajadas' a los dos policías en activo vinculados con una presunta operación contra Podemos, José Ángel Fuentes Gago y Bonifacio Díez Sevilla, ambos antiguos colaboradores del ex director adjunto operativo (DAO) Eugenio Pino.