Ir a contenido

SONDEO DE LA GENERALITAT

ERC ganaría las elecciones generales en Catalunya con el PSC al acecho

Las fuerzas independentistas mantendrían su mayoría en los comicios al Parlament, según la encuesta del CEO

El 48% de los catalanes votarían a favor de la secesión y el 44% la rechazaría

Jose Rico

ERC ganaría las elecciones generales en Catalunya con el PSC al acecho

La primera de las múltiples citas electorales concatenadas en esta primavera puede propiciar cambios en el equilibrio de fuerzas en Catalunya. Según el barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat, ERC, con el preso Oriol Junqueras como candidato, ganaría las elecciones generales en Catalunya creciendo de 9 a 14-15 escaños en el Congreso, pero el PSC, beneficiado por el buen momento demoscópico del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, persigue de cerca a los republicanos y se quedaría en una horquilla de 11-13 diputados (hoy tiene 7).

En Comú Podem, la confluencia ganadora de los dos últimos comicios legislativos en Catalunya, sufriría un fuerte retroceso, de 12 a 7-9 parlamentarios en la Cámara baja. Junts per Catalunya, pese a presentar al preso Jordi Sànchez como cabeza de cartel y con su nueva estrategia de bloqueo a la gobernabilidad, no podría evitar descender de 8 a 5-7 representantes.

Otro golpe aún mayor es el que se llevaría el PP, que en Catalunya se quedaría con un tercio de su representación en el Congreso: solo 2 escaños de los 6 que obtuvo en el 2016. Ciudadanos mantendría sus 5 diputados o podría sumar el sexto y el sondeo del Govern abre la puerta a que Front Republicà (la coalición que lidera Albano Dante Fachín) pueda estar en el Congreso con un escaño.

El trabajo de campo del sondeo se efectuó a partir de 1.500 entrevistas del 4 al 25 de marzo, es decir, en pleno juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo (en el que están acusados varios candidatos al 28-A: Junqueras, Sànchez, Raül Romeva, Jordi Turull y Josep Rull) y con la polémica por el veto de la Junta Electoral Central a los lazos amarillos en los edificios de la Generalitat, que ha terminado con el 'president' Quim Torra investigado por desobediencia.

ERC, primera en las catalanas

El músculo de Esquerra se trasladaría también a unas hipotéticas elecciones al Parlament, donde las fuerzas independentistas mantienen su granítica hegemonía en escaños, según el CEO. Los republicanos cosecharían 40-43 escaños (ahora tienen 32), aventajando en siete puntos y medio a Ciutadans, ganador de los últimos comicios autonómicos, que retrocedería de los 36 hasta los 28-29 diputados.

La tercera plaza se la disputarían JxCat y el PSC. Los neoconvergentes podrían perder hasta una decena de sus 34 parlamentarios actuales y se mueven en una horquilla de 22-24 representantes. Los socialistas, en cambio, crecerían desde los 17 hasta los 22-23 escaños. Los 'comuns' conservarían sus 8 diputados o podría sumar incluso el noveno. El PP seguiría como farolillo rojo del Parlament y podría perder incluso uno de sus 4 diputados actuales.

La mayoría independentista se reforzaría con el auge de ERC y el de la CUP, que duplicaría sus 4 parlamentarios actuales y se colocaría con 8 representantes. Así las cosas, las fuerzas partidarias de la ruptura con España se sitúan entre los 70 y los 74 diputados, y también crecerían de forma significativa en votos, quedándose a solo medio punto de su anhelado 50% de los sufragios.

El 'sí' sigue por delante

No obstante, a ese 50% de los votos no llegarían los secesionistas en un hipotético referéndum de independencia. Según el sondeo de la Generalitat, el 48,4% de los catalanes votarían 'sí' a la secesión, un punto más que en la encuesta del pasado octubre. Pero también el 'no' ha subido un punto en estos últimos cinco meses y se sitúa ahora en el 44,1%. El apoyo a la independencia registra su mejor marca desde el convulso otoño del 2017, en el que se sucedieron el 1-O y la DUI.