Ir a contenido

El enviado de Interior: "Si nos ayuda a que Podemos no llegue al Gobierno, mejor para todos"

Fuentes Gago, inspector en la época de Fernández Díaz, ofreció a un exministro chavista protección a cambio de ayuda contra la formación de Iglesias

El exinspector jefe de la Policía, José Ángel Fuentes Gago.

El exinspector jefe de la Policía, José Ángel Fuentes Gago. / BALLESTEROS (EFE)

Nuevas revelaciones de la presunta operación del Gobierno de Mariano Rajoy contra Podemos. El inspector-jefe de la Policía Nacional José Ángel Fuentes Gago en la época de Jorge Fernández Díaz al frente del Ministerio del Interior,  pidió abiertamente ayuda a Rafael Isea, exministro de Hugo Chávez, para "que no lleguen los de Podemos" al Gobierno en España, según publica este jueves el digital Moncloa.com. Fuentes Gago forma parte de la llamada 'policía patriótica' y está imputado en el 'caso Villarejo' que se investiga en la Audiencia Nacional.

Fuentes Gago, enviado del entonces Director Adjunto de la Policía, Eugenio Pino, acompañaba al jefe interino de la Brigada de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF), el comisario José Manuel García Catalán, y a una inspectora de su unidad, para negociar con Isea que este admitiera pagos de Venezuela a los fundadores de Podemos. Tras asegurarle que tenía un mandato del ministro del Interior (Jorge Fernández Díaz) y del presidente del Gobierno (Mariano Rajoy), que le daba tan amplias facultades como para ofrecer identidades nuevas a todas las personas que el exministro bolivariano dijera, Fuentes Gago plantea a Isea: "Si nos ayuda a que no lleguen los de Podemos, me caguen en la mar, mejor para todos". "Claro. Cuenten con ese apoyo", contesta el dirigente venezolano.

Esta conversación tuvo lugar en abril del 2016 en el consulado de España en Nueva York y se enmarca en la investigación policial a Pablo Iglesias y a la presunta financiación ilegal de Podemos.  La reunión acabó con Isea firmando una declaración testifical en la que el exministro avalaba la autenticidad de un documento que recogía un pago de 7,1 millones realizado por el país sudamericano a la Fundación CEPS (germen de Podemos) en el 2008. Los enviados policiales, sin embargo, no le identifican con su nombre, si no que le llaman 'Testigo uno': solo el juez podría saber su nombre. 

Fuentes Gago está imputado por el juez Manuel García-Castellón por la Operación 'Kitchen', en la que se investiga un supuesto robo de documentos al extesorero del PP Luis Bárcenas en el que presuntamente habría participado el comisario Villarejo. También se le ha señalado como posible implicado en la llamada 'policía patriótica' del PP.