04 ago 2020

Ir a contenido

PETICIÓN DE EXPLICACIONES

La CUP denuncia que la Policía Nacional intentó filtrar a un topo antes del 1-O

La 'Directa' ha desvelado que un agente del Cuerpo Nacional de Policía intentó infiltrarse en las filas anticapitalistas

La formación ha registrado una solicitud de comparecencia de Marlaska y Zoido en el Parlament para que aclaren los hechos

El Periódico

Grupo parlamentario de la CUP, en marzo del 2017.

Grupo parlamentario de la CUP, en marzo del 2017. / JULIO CARBO

La CUP pedirá explicaciones a Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior y a Juan Ignacio Zoido, su homólogo del PP en la anterior legislatura, sobre el operativo policial que llevó a cabo la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía para investigar el proceso de organización del referéndum del 1 de octubre. Esta petición llega pocas horas después de que este martes por la mañana, el medio digital catalán la 'Directa' haya destapado el caso de un agente del cuerpo nacional de policía que intentó infiltrar a un topo en el aparato directivo de la CUP para obtener información de primera mano sobre la organización del referéndum y sobre "todo lo que pasara en la CUP".

La petición de comparecencia se ha registrado este mismo martes a la Mesa de la Comisión de Interior del Parlament de Catalunya, con la finalidad de que el ministro y el ex-ministro den explicaciones sobre el operativo policial vinculado a la captación de informadores en el caso concreto al que se refiere el artículo de la 'Directa' y también de forma más generalizada, sobre las operaciones llevadas a cabo por parte del Cuerpo Nacional de Policía, dirigidas -según los anticapitalistas apuntan- a "monitorizar, perseguir y hacer seguimiento de los movimientos sociales".

El autor de la investigación del caso, el periodista Jesús Rodríguez, apunta que el agente con el número de placa 74.977 -quien supuestamente intentó convencer a un joven para infiltrarse a la CUP- se encargó durante los años 90 y principios del 2000 de investigar a distintos miembros de movimientos sociales catalanes y fue acusado de torturas por parte de algunas de las personas a las cuales interrogó. Este mismo agente, que aparece bajo el seudónimo de 'Jordi', también estuvo involucrado en el intento de captación de un activista del barrio de Gràcia de Barcelona en el marco de la operación Pandora contra el movimiento anarquista.

El artículo explica como a principios de abril del 2017 un joven al que se identifica como 'Marc' para preservar su identidad, recibió un mensaje de un agente de la Policía Nacional, al que conocía a raíz de una detención y un interrogatorio que tuvo lugar unos años atrás. Durante el encuentro en un restaurante de Matadepera, Jordi le propuso a Marc -simpatizante no militante de la CUP- infiltrarse en la cúpula de la formación a cambio de 700 euros al mes, una cuantía que se complementaría en caso de aportar información sobre la organización del referéndum. Marc lo rechazó argumentando que no disponía del tiempo para hacerlo y  el agente le llegó a ofrecer un apoyo para las tareas laborales y familiares. "Lo vi muy desesperado", manifestó el joven. Dos años más tarde lo ha querido hacer público.

A lo largo de la mañana, distintas personalidades de la formación de la izquierda independentista, como la ex-diputada Euàlia Reguant, el candidato a la alcaldía de Girona Lluc Salellas o la concejal en el Ayuntamiento de Barcelona Maria Rovira han denunciado a través de Twitter las "prácticas perversas de la policía", las "cloacas del Estado" y lo que entienden como "una guerra sucia contra la disidencia".