Ir a contenido

PRÓRROGA PRESUPUESTARIA

El Govern habilita fondos para pagar la subida salarial al personal público

Agustí Sala

El Govern vincula el control de sus cuentas a su ideología independentista, ha dicho hoy Pere Aragonés en declaraciones a Catalunya Ràdio. / ANDREU DALMAU (EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS)

El Govern aprobará este martes un suplemento de crédito para pagar la subida salarial del 2017, 2018 y 2019 al personal público, así como el 40% de la paga extra pendiente del 2013, pactada con los sindicatos.

El incremento salarial acumulado es del 5% (1% en el 2017; 1,95% en 2018 y 2,75% en el 2019), que no se pudo incorporar en las cuentas del 2017, ya que cuando estas se aprobaron aún no se había aprobado el alza por parte del Estado y las cuentas catalanas del 2018 y del 2019 son una prórroga de las del 2017. 

A esta medida, que requerirá la posterior convalidación por el Parlament al tratarse de un decreto ley, se sumará un plan de contingencia en el que todos los departamentos deberán definir los gastos ineludibles y aparcar los que no se consideren prioritarios y que podría aprobarse por el Govern la semana que viene. 

Después de que no se aprobaran (ni siquiera se tramitaron) los presupuestos para este año, la Generalitat funciona con la prórroga de las cuentas del 2017 y existen 1.260 millones en gastos que el Govern considera ineludibles y que requieren cobertura legal. Una buena parte de la cantidad corresponde a los gastos de personal. 

Al estar en prórroga, el Ejecutivo catalán no puede superar el total de gastos previstos para el 2017, a pesar de que los ingresos han ido subiendo. La normativa vigente solo permite destinar recursos a aquellas medidas que no son aplazables al ejercicio siguiente o aquellas que no se pueden financiar con otros recursos. 

El 'vicepresident' y 'conseller' de Economia, Pere Aragonés, en una entrevista en Catalunya Ràdio, ha admitido en una entrevista que sin presupuestos no se podrán hacer nuevas inversiones, pero hay que garantizar determinados servicios. En este sentido ha fijado los ámbitos de educación, salud, trabajo y bienestar, emergencias y seguridad como los prioritarios del plan de contingencia.

Asimismo, ha explicado que esta semana enviará una carta a la vicepresidenta española, Carmen Calvo, para pedirle más recursos para poder atender a los menores extranjeros no acompañados ('menas').

Control del Gobierno

El 'vicepresident', por otra parte, ha lamentado que las finanzas de la Generalitat sufran un control extraordinario que no tiene ninguna otra comunidad autónoma, algo que ha achacado a que al Ejecutivo central "no le gusta la ideología de los miembros del Govern".

También ha considerado que el Tribunal de Cuentas "se está extralimitando en sus funciones porque está haciendo de órgano censor" y por la vía de los hechos se están intentando ilegalizar unas ideas, ha valorado.

En ese sentido, ha criticado que se pidiera al soberanismo confianza ciega para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, pero el Ejecutivo tenga "tanta desconfianza" hacia la Generalitat como para mantener el control de sus cuentas, ha opinado.

Aragonès ha dicho que, "tal vez a quien deberían controlar es a otros", y ha recordado que dirigentes andaluces están en los tribunales por el presunto fraude de miles de millones dentro de un gobierno en el que era consejera la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero.