23 oct 2020

Ir a contenido

ELECCIONES EUROPEAS 26-m

Montserrat liderará al PP en la UE para rebatir a los soberanistas

Casado pretende presentar ¿batalla a las fake news y al falso relato del nacionalismo"

Echa mano de 'aznaristas' y 'marianistas' para completar la lista al Parlamento de la UE

Miguel Ángel Rodríguez

Dolors Montserrat, dispuesta a poner freno al fake relato del independentismo. En la foto, Montserrat en un desayuno informativo. / FERNANDO ALVARADO (EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS)

La batalla por ser el candidato popular al Parlamento Europeo se ha resuelto. Dolors Montserrat, actual portavoz parlamentaria del PP y exministra de Sanidad con Mariano Rajoy, será cabeza de lista en las próximas elecciones europeas del 26-A. La 'número uno' liderará un proyecto con un "marcado acento catalán", según explicó el líder de su partido, Pablo Casado, que completan en las primeras plazas Esteban González Pons, quien ejerce de coportavoz del Partido Popular Europeo, y Antonio López Istúriz, secretario del PP en Europa. Casado también ha echado mano de un antiguo 'aznaristas', Javier Zarzalejos, secretario general de la presidencia desde 1996 hasta 2004 y de exministros del gabinete de Rajoy: Juan Ignacio Zoido y José Manuel García-Margallo.

Fuentes de la dirección señalan que el plan del líder del PP pasa por colocar a “una española [Cayetana Álvarez de Toledo] en Catalunya” y una “catalana [Montserrat] en Europa”. El objetivo, aseguró el propio Casado es presentar “batalla a las fake news y al falso relato del nacionalismo". En este sentido, Montserrat aseguró que intentará "explicar el relato real de que España es una gran democracia, con una gran Constitución y una gran sociedad avanzada y moderna" que cree en "la ley, en la convivencia y en la concordia". 

Además, señaló que el 26-M supondrá un reto para los ciudadanos españoles que tendrán que votar con la "amenaza de la antipolítica, del populismo, del nacionalismo que quieren romper nuestra convivencia, y romper con la UE". Así, la dirigente popular apostó por la capacidad del PP para que "España continúe estando en el corazón de Europa" y formando parte de las "decisiones importantes".

Lucha por los puestos

El temor a no revalidar los 16 escaños europeos de 2014 - la demoscopia les da 13- y la renovación de Casado para situar a sus afines en puestos de salida al Congreso y al Senado hicieron que se dispararan las peticiones para ocupar las mejores posiciones al Europarlamento. Entre los finalmente elegidos se encuentra el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, que deberá renunciar a su cargo cuando se publiquen las listas a las europeas, donde irá de 'número cuatro'.

Presenta especial relevancia la recuperación de Zarzalejos. El político bilbaíno, secretario general de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), concurrirá en la séptima posición y estará acompañado por otros populares también cercanos a José María Aznar como Isabel Benjumea, asesora de Casado y cofundadora de la Red Floridablanca, y Pablo Arias.

García-Margallo, anterior titular de la cartera de Exteriores, apoyó a Casado en las primarias del partido, tras perder en la primera ronda, lo que le ha valido la recompensa de la séptima posición.  Peor suerte corre el exministro de Interior Zoido que no tiene asegurado un asiento en el Parlamento de la UE al luchar por el doceavo escaño.

El delegado del Gobierno en Catalunya durante el gobierno de Rajoy, Enric Millo, y la expresidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, son algunas de los nombres que sonaban para formar parte del proyecto europeo y que finalmente se han quedado fuera de la lista. También destaca la "sorpresa, tristeza y desilusión" de Carlos Iturgaiz, eurodiputado desde 2004, por figurar en el puesto 17.