Ir a contenido

ACTO DEL PSC EN TARRAGONA

Sánchez defiende la labor de Iceta contra la independencia

El presidente contrapone al PSOE con el separatismo y la derecha "excluyente"

Ensalza al líder del PSC por su "compromiso con Catalunya y España"

Roger Pascual

Iceta, Sánchez y Collboni en el acto de los socialistas en Tarragona.

Iceta, Sánchez y Collboni en el acto de los socialistas en Tarragona. / Twitter / @socialistes_cat

Un par de semanas después de ser investido presidente, Pedro Sánchez se desplazó a Tarragona para asistir a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo. Nueve meses después regresó a la ciudad catalana convencido de que se está gestando un triunfo electoral que difícilmente podía imaginarse en aquel junio que parece tan lejano. En la clausura de la convención municipal del PSC ha hecho una defensa cerrada del partido y de su líder, Miquel Iceta, como diques de contención contra la independencia.

"Cuando escucho el reproche de la derecha a Miquel Iceta pienso que tendrían que saber qué hizo por Catalunya y por España (...). Gracias Miquel por tu compromiso con Catalunya y con España", ha apuntado Sánchez, recordando su papel en los hechos de octubre del 2017. Iceta, tras enredarse con el tema de la independencia en una entrevista al diario 'Berria', ha levantado el tono para volver a dejar cerrada la puerta a cualquier referéndum. "Que nadie se engañe, no habrá independencia, no habrá referéndum, no habrá autodeterminación, pero tampoco habrá condena a este país a no tener instituciones de autogobierno porque frenaremos el paso a la derecha", ha sentenciado Iceta, en referencia a la reclamación de un 155 permanente del tridente de la derecha.

El presidente ha estado flanqueado por Iceta, Jaume Collboni, Meritxell Batet y Josep Fèlix Ballesteros y la plana mayor de un PSC que aspira, por primera vez desde el 2008, a volver a ganar unas elecciones generales en Catalunya. 

"Tan válido es decirle al independentismo que quieren una Catalunya para ellos solos y nosotros defendemos una Catalunya para todos y todas como decirle a la derecha que quieren una España para ellos solos y nosotros defendemos una España para todas y para todos", ha exclamado Sánchez tras señalar que aquí también se produce la tensión planetaria entre "sociedades inclusivas o que excluyen al que piensa distinto".

Ironizando sobre Rivera y Casado (a Santiago Abascal y Vox ni le ha mentado directamente), ha sacado pecho de lo logrado en 10 meses y ha pedido un apoyo masivo para poder desarrollar las medidas que se le han quedado en el tintero. "El 28 de abril es una oportunidad para cerrar la etapa de la España faltona, crispada y enfrentada, y abrir las puertas a la España del futuro, ¡la España de la justicia social y la convivencia!", ha clamado, haciendo bandera de la defensa de las pensiones, comprometiéndose a blindarlas en la Constitución y atacando los postulados de Daniel Lacalle, gurú económico del PP, que propone por recomendar que las pensiones se recorten hasta un 40%.

En este punto ha cargado también contra JxCat y ERC por tumbar los presupuestos. "¿Qué tiene que ver la revalorización de las pensiones con la independencia? El independentismo y la derecha sabe que la independencia no se va a producir, que lo importante es la convivencia -ha señalado en su intervención más aplaudida-. Que dejen de engañar. La independencia no se va a producir no solo porque no sea constitucional o la comunidad internacional no lo reconozca sino porque los propios catalanes no quieren la independencia (...) Que sean valientes y digan a los catalanes 'os hemos engañado' (...). Separatistas y separadores no quieren dialogar. Viven del conflicto".

Batet, cabeza de lista del PSC el 28-A, ha apuntado que por ahí va a ir su campaña: una campaña en la que contrapondrán a Sánchez con el retroceso y el conflicto. "En positivo sin insultos y sin exabruptos, eso que lo hagan otros", ha señalado. "Algunos no han entendido que la política no es para enfrentar sino para todo lo contrario". 

PP y Cs vuelven a pedir la cabeza de Iceta

A la misma hora en la que Sánchez defendía a Iceta, el PP y Ciudadanos a atacar usar al líder del PSC para cargar contra Sánchez. Pablo Casado sentenció que no permitirá que «manden los independentistas de Torra para negociar referéndum con Iceta y romper la igualdad y la seguridad de los españoles»
Albert Rivera e  Inés Arrimadas volvieron reclamar a Sánchez la cabeza de Iceta. «Me sumo a pedir la dimisión y el cese del señor Iceta», aseveró Rivera, pese a que, al ser partidos distintos, el líder del PSOE no puede cesar al del PSC.