Ir a contenido

La 'España vaciada' toma las calles de Madrid en plena pugna por el voto rural

Unas 50.000 personas de 90 colectivos y 22 provincias reclaman medidas contra la despoblación e inversiones en el ámbito rural

Cinco ministros y cargos del PSOE, PP, Cs, Podemos y Vox participan en una marcha cuyos convocantes rechazan que se politice

Patricia Martín

 La manifestación de La Revuelta de la Espana Vaciada en la plaza de Neptuno de Madrid con una participación multitudinaria. / CHEMA MOYA/EFE

 La manifestación de La Revuelta de la Espana Vaciada en la plaza de Neptuno de Madrid con una participación multitudinaria.
La manifestación de La Revuelta de la Espana Vaciada pretende convertir esta marcha en histórica. Es la primera vez que 90 colectivos de 23 provincias se unen para frenar la despoblación.

/

Pocas causas aglutinan a políticos de todos los colores. Pero la manifestación ‘La revuelta de la España vaciada’, organizada ‘Teruel Existe’ y ‘Soria ¡Ya!’, a la que se han sumado 94 colectivos de 22 provincias, congregó este domingo en Madrid a miles de personas y políticos de los principales partidos, así como a cinco ministros. A menos de un mes de las elecciones, donde la España rural reparte un tercio de los escaños, las formaciones políticas se subieron al ‘tractor’, metafóricamente hablando porque la marcha fue a pie, y prometieron medidas por doquier para hacer frente al grave problema de despoblación, así como a la falta de infraestructuras y servicios básicos que sufre buena parte de España.

Si bien, los convocantes y manifestantes rechazaron su compañía: “Ya verás por donde se pasan todo esto los políticos, por el arco del triunfo”, comentaba al término de la marcha Julián Aragón, uno de los miles de sorianos que este domingo acudió a Madrid en los más de 300 autobuses fletados por la organización.

 “Si estamos aquí es por culpa de los políticos, porque nos tienen abandonados y sin inversiones”, clamaba entre los sonidos de los tambores turolenses -con los que empezó la protesta- el portavoz de 'Soria ¡Ya!', Carlos Vallejo. Por su parte, Tomás Guitarte, representantes de ‘Teruel Existe’, señalaba que la protesta en sí misma es una “enmienda a la totalidad a la política española de los últimos 50 años, que se ha desarrollado de una parte de España contra la otra”. Con este panorama, los políticos no se situaron detrás de las principales pancartas, sino que se mezclaron con la gente, en la cola de la manifestación.

50.000 personas, según la policía

Los organizadores estaban pletóricos por el éxito. Su reto era congregar a 100.000 personas y, según sus cálculos, lo consiguieron de largo. La policía rebajó no obstante la afluencia a 50.000 personas. Todo un triunfo teniendo en cuenta que proceden de lo que ellos mismos llaman la “España vaciada”.  

Y es que la despoblación afecta ya al 52% del territorio nacional. Según el INE, hasta 14 provincias están en fase crítica, con un altísimo porcentaje de municipios por debajo de los 1.000 habitantes. El 80%, en riesgo de extinción. Pero no se trata sólo de los pueblos. El 63% (casi dos tercios) de las ciudades españolas de entre 20.000 y 50.000 habitantes, están perdiendo población cada día que pasa y desde el año 2011. 

La importancia en precampaña

En muchas de estas provincias se reparten de dos a cuatro diputados. Pero la suma no es nada despreciable: 101 escaños, casi un tercio de los asientos del Congreso. De ahí que las formaciones políticas, en unas elecciones tan fragmentadas y donde por primera vez compiten cinco partidos con posibilidad de obtener representación a escala nacional, hayan puesto la agenda rural entre sus mensajes de campaña.

El Consejo de Ministros aprobó de hecho el viernes las directrices de la Estrategia Nacional Frente al Reto Demográfico, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto electoral en Tarragona, apostó este domingo porque la llamada "España vacía se llene de oportunidades", que a su juicio es "lo que está haciendo" el Ejecutivo.

Albert Rivera, por su parte, que sí acudió a la manifestación, prometió una rebaja fiscal para quien mantenga su residencia en zonas desplobladas y un pacto de Estado contra la despoblación, si llega a la Moncloa.

A su derecha, PP y Vox, rivalizan por defender la caza y los toros, entre sus posibles recetas, mientras que Podemos prometió incluir en su programa electoral el acceso prioritario a la tierra para la juventud, en coordinación con los bancos de tierras existentes.