01 oct 2020

Ir a contenido

Macron se plantea pactar con el PSOE tras las europeas

La República en Marcha se aleja cada vez más de Ciudadanos después de su pacto con Vox en Andalucía

El Periódico

Los presidentes francés, Emmanuel Macron, y español, Pedro Sánchez, en julio de 2018. 

Los presidentes francés, Emmanuel Macron, y español, Pedro Sánchez, en julio de 2018. 

El partido del presidente francés, Emmanuel Macron, ha confesado estar dispuesto a construir una coalición con partidos socialdemócratas afines a sus principios europeístas, como el PSOE, tras las elecciones europeas de finales de mayo. La República en Marcha (LREM) podría virar hacia los socialistas después de amenazar a Ciudadanos con la ruptura de cualquier vínculo político que les una si repiten su alianza con Vox tras el 28-A, como hizo el partido de Albert Rivera en Andalucía.

"Constatamos que, sobre todo en los países del sur, hay socialdemócratas con los que tenemos puntos de convergencia. No sé si en el seno del mismo grupo, quizá no, pero tal vez tras las europeas, en función de los resultados, podamos construir una coalición", ha dicho Stanislas Guerini, el máximo representante de LREM, a medios españoles este sábado.

Guerini insistió en el contexto de excepcionalidad "en un momento tan histórico para Europa", su partido anhela "ampliar las fronteras de [el grupo liberal europeo] ALDE", por lo que ha apelado a "un diálogo útil, incluido con los socialistas españoles". El líder francés ha recordado su viaje a Portugal esta misma semana para reunirse no sólo con los liberales, sino con los socialistas portugueses. El político ha reconocido que estos "acogieron con mucho entusiasmo la tribuna de Macron" en la que el presidente presentó sus ideas para la reforma de la UE

"Hoy estamos en un proceso de apertura y buscamos más lo que nos une que lo que nos separa (...) Queremos hablar con otras formaciones políticas para agrupar a los demócratas, a los liberales y a los progresistas", ha concluido Guerini.

¿Adiós a Ciudadanos?

El líder de LREM reconoció que su partido "sigue manteniendo un diálogo amistoso y constructivo con Ciudadanos", aunque hizo hincapié en que cualquier pacto de esa formación con la ultraderechista Vox rompería cualquier tipo de colaboración entre ambas formaciones. "Para nosotros eso sería totalmente una línea roja que haría la cooperación, incluido en Europa, imposible", manifestó Guerini.

Desde Francia y, sobretodo, desde su Gobierno, el próxima 28 de abril es clave para las elecciones de mayo. El propio Guerini ha reconocido que "será una fecha importante" y ha recordado que su formación "converge con Ciudadanos en el proyecto europeo", en que ambas "se han creado para superar la división entre izquierda y derecha", y en que son "claramente europeístas".