Ir a contenido

CLOACAS DEL ESTADO

El juez pide al Gobierno que permita declarar a García Castaño sobre los fondos reservados que manejó

El exjefe policial salpicó en su comparecencia a los mandos policiales y al Gobierno de Rajoy en la 'operación Kitchen'

Europa Press

El excomisario Enrique García Castaño.

El excomisario Enrique García Castaño. / DAVID CASTRO

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón va a solicitar al Gobierno que autorice al ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional, Enrique García Castaño, a declarar en sede judicial sobre las cantidades de fondos reservados que manejó en su puesto, según han informado a Europa Press en fuentes jurídicas.

García Castellón librará la petición al Consejo de Ministros este viernes o a más tardar, el lunes, tras escuchar la posición de la Fiscalía Anticorrupción, que ha informado favorablemente a la solicitud de dispensa en lo relativo exclusivamente a las cantidades de fondos reservados que manejó el investigado.

El origen de esta solicitud está en que los investigadores han aislado un total de 600.000 euros en ingresos en efectivo en las cuentas del ex policía a lo largo de 11 años que relacionan con presunta colaboración con la organización criminal que habría estado liderando el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo.

La cooperación de García Castaño, que el juez tachó en un auto de "innegable", habría consistido sobre todo en facilitarle información reservada de terceros prevaliéndose de su condición de UCAO que después Villarejo habría utilizado para sus 'negocios' obteniendo a cambio grandes sumas de dinero.

Adelantos reintegrados 

La defensa del ex UCAO viene sosteniendo que no fueron 600.000 sino algo más de 400.000 los euros ingresados en efectivo en sus cuentas durante 11 años que podrían proceder de fondos reservados, ya que el resto de la cuantía estaría justificada. Afirman que era un dinero que García Castaño adelantaba de su propio patrimonio en el día a día de sus funciones policiales y que después, se le reintegraba.

Pedían, no obstante, que se recabase del Consejo de Ministros también la declasificación de la orden ministerial que regula el uso de los fondos reservados, una norma también bajo secreto, para poder acreditar que el uso que hizo de ellos su patrocinado no habría sido irregular. Sin embargo, el juez ha rechazado este extremo y sólo solicitará al Gobierno la dispensa para que declare sobre las cuantías concretas que manejó en esas fechas, de acuerdo a las mismas fuentes consultadas.

García Castaño prestó declaración durante cerca de seis horas en dos sesiones de interrogatorio celebradas el 26 y el 27 de marzo. En la primera jornada se le interrogó por la 'operación Kitchen', que investiga el espionaje al que fue sometido a partir del 2013 el extesorero del PP Luis Bárcenas mediante un confidente al que se pagó con fondos reservados con el objetivo, de acuerdo a la investigación, de sustraerle documentación sensible del partido que obraba en su poder.

Negativa rotunda

Según las fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, el exUCAO negó haber tenido nada que ver con este operativo y aseguró que él no tocó en aquella ocasión los fondos reservados, como sí habría hecho, según reconoció, para otro 'operativo' puesto en marcha por la misma Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía que en esas fechas comandaba Eugenio Pino, la 'operación Cataluña'.

Precisamente, señaló a Pino como la persona que le dio órdenes de colaborar con Villarejo y suministrarle la información que fuese necesaria en cualquier contexto, cosa que él no cuestionó alegando, según las fuentes consultadas, que el comisario era una persona con mucho respaldo dentro de aquella DAO pero también de la dirección General de Policía que dirigía Cosidó, del Ministerio del Interior que comandaba Jorge Fernández Díaz y así, del Gobierno de Mariano Rajoy, con quien aseguró que estaba en contacto.