Ir a contenido

QUEJA DE CIUDADANOS

La Junta Electoral prohíbe a TV-3 hablar de "presos políticos"

Insta a la cadena y a Catalunya Ràdio a no referirse a Puigdemont como "exiliado"

El Periódico

Saül Gordillo, Vicent Sanchis y Núria Llorach, en la comisión de control de la CCMA, en el Parlament.

Saül Gordillo, Vicent Sanchis y Núria Llorach, en la comisión de control de la CCMA, en el Parlament. / MARTA SIERRA (ACN)

Con la polémica por los lazos amarillos aún muy presente,  la Junta Electoral Provincial de Barcelona prohibió ayer a TV-3 y Catalunya Ràdio utilizar los términos "presos políticos", "exilio" y "juicio a la represión" en alusión a los líderes independentistas.  En respuesta a una  queja de Cs, señala que forman parte del lenguaje de ciertos partidos y que su uso vulnera, a las puertas del 28-A, la "neutralidad informativa".

 Tales expresiones, sostiene la resolución, son contrarias "al principio de pluralismo político y social, así como a la igualdad, proporcionalidad y la neutralidad informativa" que deben regir la actuación de los medios de comunicación públicos en periodos electorales. Los medios de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) deben, pues, indica, abstenerse de "prácticas informativas que se aparten injustificadamente de la vigente legalidad, en perjuicio de la neutralidad informativa que caracteriza especialmente a dicho periodo".

Respecto al juicio en el Tribunal Supremo a la cúpula del 'procés', el organismo defiende que se lleva en el marco "de las normas del Estado de derecho" y que, por tanto, no pueden etiquetarlo como "represión". 

El líder de Cs, Albert Rivera, celebró la resolución que tildó de "buena noticia" en repuesta a la queja de su partido. "Basta de usar recursos del Estado para ir contra el Estado", tuiteó. Y prometió: "Cuando gobernemos, o TV-3 cumple la Constitución o no recibirá ni un euro".

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, cargó contra lo que denominó "ausencia de imparcialidad" por parte de la Junta Electoral y apuntó a "un Estado autoritario que se exhibe con todo el impudor de la censura como bandera". "Todo el apoyo a TV-3 y a la libertad de expresión e información", añadió el jefe del Govern en su cuenta de Twitter.

Compensación en horas

No fue el único dictamen del día. La Junta Electoral Central (JEC), en este caso, atendió otra demanda del partido naranja que desembocó en la apertura de un expediente sancionador a la Corporació por la cobertura de la manifestación independentista en Madrid del pasado 16 de marzo. La JEC insta a ambos medios a adoptar "medidas compensatorias" para las formaciones políticas que no apoyaron esa acción. Establece que tendrán que dedicar una cobertura de "un total de dos horas de duración" para todos esos partidos, "en igual franja horaria de la retransmisión denunciada, que se distribuirán en proporción a la representación parlamentaria".