28 nov 2020

Ir a contenido

PRECAMPAÑA

El PP ve a Rivera "desconcertado" por el auge de Vox

Los populares agradecen la idea del gobierno en coalición porque les ayuda a "centrar" su imagen

Casado asegura que el dirigente naranja sería "un excelente ministro de Exteriores"

Pilar Santos

El PP presenta la campaña ’Valor seguro’. / NICO RODRÍGUEZ (EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS)

Albert Rivera anunció en febrero que en ningún caso pactaría con Pedro Sánchez tras las elecciones generales del 28-A. Este martes, después de que el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, mostrara su predilección a llegar a un acuerdo con los naranjas, mejor que con los independentistas, Rivera se vio en la necesidad de descartar cualquier entendimiento con los socialistas. El problema de credibilidad que el presidente de Ciudadanos arrastra por haber respaldado la investidura de Mariano Rajoy en el 2016, después de insistir en que nunca lo haría, lo llevó a dar una vuelta de tuerca a su promesa en un mitin en A Coruña: ofreció un gobierno de coalición a Pablo Casado "para echar a Sánchez". 

Fuentes de los populares consideran que es una "estrategia" para alejarse lo máximo del PSOE y revela el "desconcierto" de los naranjas por el auge de Vox en los sondeos, un temor que los conservadores comparten, como han mostrado cuando han pedido a los ultras que no se presenten en las provincias de la España interior

En Génova consideran que el ofrecimiento de Rivera "llega tarde", justo cuando se han cerrado los plazos para registrar las listas, pero ven el lado positivo. En la dirección del partido creen que con su iniciativa el político catalán le ha dado "un arreón al centro" al PP, después de unos meses en los que su imagen se había "derechizado", admiten, por el pacto con los ultras en Andalucía y el endurecimiento del discurso.  

"Diferencias clarísimas"

El vicesecretario de Organización, Javier Maroto, recordó que estas últimas semanas Casado ofreció a Ciudadanos hacer "listas compartidas" en el Senado y candidaturas únicas en territorios como el País Vasco. Y los naranjas lo descartaron. El número dos de Rivera, José Manuel Villegas, dijo en más de una ocasión que las "diferencias clarísimas" entre la formación naranja y la popular lo hacía imposible. "Creo que sería confundir a los españoles que pudiera haber cualquier tipo de acuerdo de coalición", declaró en una rueda de prensa Villegas el 18 de febrero.

Así las cosas, Casado, en un acto en Melilla, dejó claro que aceptaría un "gobierno de coalición entre las formaciones de centro-derecha", sin mentar a Vox, en el que se ve como presidente. "Yo creo que Albert Rivera sería un excelente ministro de Exteriores, que llevaría mucho mejor [que el actual, Josep Borrell] la campaña contra las mentiras de México y los senadores franceses", soltó. "Pero antes de hablar de gobiernos, vamos a sacar el máximo de escaños", añadió antes de volver a pedir que se concentren los votos en las siglas del PP.

La propuesta de adjudicar Exteriores a Rivera en ese posible gobierno de coalición no gustó a Villegas. "No es tiempo de ir de sobrados (...) ni de repartirse cargos", afirmó en la Sexta. 

Según fuentes de la dirección del partido, el presidente de Ciudadanos abordó la posibilidad de ofrecer el gobierno de coalición a Casado en una reunión del comité electoral, aunque esas fuentes no concretaron la fecha.

Illana, Rivera y siete millones de euros

El número dos de Casado, Adolfo Suárez Illana, ha empezado a bregarse con los medios de comunicación. En una entrevista en Antena 3 este martes reveló que, tras su primer paso por la política en 2003, le ofrecieron siete millones de euros para fundar un partido que atacara al PP y fuera una alternativa. "Se hizo de la mano de Libertas", continuó, en referencia al partido paneuropeo vinculado a la extrema derecha con el que Ciudadanos se presentó a las elecciones al Parlamento de Estrasburgo en 2009. "Yo, que vengo del trauma de la UCD, dije que no iba a cargarme un partido que ha hecho tantas cosas por España", aseguró Suárez Illana. Y remató: "Resulta que [la oferta] la aceptó Rivera para fundar ese partido".