Ir a contenido

ENTREVISTA CON EL NÚMERO CUATRO DE LA LISTA DE ERC AL CONGRESO

Nuet: "Los lazos tienen que ser un puente, no una trinchera"

"Me llaman tránsfuga para ocultar el debate político"

"La colaboración entre independentistas y los que no lo son es el futuro"

Roger Pascual

Joan Josep Nuet, en el Parlament.

Joan Josep Nuet, en el Parlament. / RICARD CUGAT

Joan Josep Nuet vuelve al Parlament un día después de entregar su acta de diputado. El único político no independentista en los juicios al 'procés' es saludado con entusiasmo por miembros de ERC, en cuya lista irá a las elecciones del 28-A

Los 'comuns' querían ser la alternativa de país a Convergència. ¿Qué ha fallado?

La gestión de la pluralidad. Hoy miles de personas se han marchado (dimisiones, expulsiones, abandonos…). El partido político Catalunya en Comú se ha hecho muy pequeño y solo representa a una parte del espacio. 

¿Por qué ha dado el paso ahora? ¿Cuánto tiempo hace que prepara el cambio?

Se ha ido cociendo desde la crisis de junio. En estos 10 meses hemos intentado reconducir el rumbo pero al final ha sido imposible. La centralidad de Catalunya en Comú la lleva una gente que ya no vio con buenos ojos su nacimiento. Muy pocas personas gobiernan el proyecto: el ideario lo redactaron más de 5.000 personas y lo cambiaron 62. 

¿Quién le hizo el primer ofrecimiento?

En la manifestación de Barcelona a favor de los presos compartí pancarta con el vicepresidente Pere Aragonès. Le hice un comentario, me dijo ‘de esto se podría hablar’ y en días construimos la propuesta.

¿Qué responde a los que le llaman tránsfuga?

Es una palabra que no obedece a la realidad: no solo he dejado mi acta de diputado en el Parlament sino que he dejado la dirección de los 'comuns'. Me llaman tránsfuga para ocultar el debate político sobre lo que quieren para Catalunya porque no habría acuerdo. Miles de 'comuns' están de acuerdo con la propuesta de unidad republicana que planteo. Conecto con una parte muy grande del espacio que considera que la colaboración entre independentistas y no independentistas es obligada para trazar una ruta democrática. Lo que hemos hecho es lo que se hará en los próximos tiempos en Catalunya; pero hoy hay gente que no está de acuerdo o no lo ve pero será evidente cuando acabe el ciclo electoral y haya la sentencia del Supremo. La primera respuesta a la futura sentencia es este acuerdo.

¿Qué le han dicho en privado Ada Colau y Alberto Garzón?

Con Colau no hablo desde septiembre. Sabe perfectamente lo que pensaba y quería hacer. Tengo la conciencia tranquila. Con Garzón la relación es fluida y está al tanto de todo. En septiembre ya le expuse cuál era la deriva de los 'comuns' y su peligrosidad. Ahora en campaña cada uno tiene que hacer lo que tiene que hacer. Entiendo que en Madrid no se puede asimilar un acuerdo con una parte del independentismo. Pero sobre todo hemos hablado del día después de las elecciones. Deseo que Podemos e IU no queden presos del relato de la derecha, conservador y neocentralista.

¿Cómo marcará la sentencia del Supremo el futuro de Catalunya?

Hemos estado nueve años gestionando la sentencia del Estatut y ahora estaremos 10 gestionando esta. Esto revolucionará la política catalana y esto se tiene que abordar sin prejuicios. Independentistas y no independentistas deben explorar los puntos en común en defensa democrática.

¿ERC y JxCat deberían pedir perdón por no decir toda la verdad a los dos millones de personas que votaron el 1-O?

La palabra perdón es dentro de la terminología cristiana y no me gusta expresarme así. En terminología política, los independentistas tienen que reconocer que fue un error presentar su proyecto de forma casi milagrosa. Hay líderes independentistas que, movidos por la buena fe, dijeron que el 'procés’ sería fácil y rápido. Y se ha demostrado que no es así. Cuando antes se asimile y se construya una nueva hoja de ruta muy inclusiva que tenga en cuenta al 80% que quiere el derecho a decidir es mejor. El independentismo está cambiando y tras el juicio cambiará más.

"Los independentistas tienen que reconocer que fue un error presentar su proyecto de forma casi milagrosa"

En el 2014 decía que ERC "no tiene un proyecto de país". ¿Lo tiene ahora?

Lo dije en el contexto que la hoja de ruta que buscaba la unilateralidad no entendía de forma completa lo que era Catalunya. Creo que la conciencia ha cambiado y que está haciendo una reconversión sin dejar de ser independentista. La respuesta represiva del Estado hace que el debate democrático florezca por encima del debate sí o no a la independencia. La colaboración entre independentistas y los que no lo son es el futuro. Quien lo critique no entiende el país ni los próximos años. El camino de la República catalana será largo y difícil. Hay que constituirla y después ya veríamos sin la federamos, confederamos o la mantenemos independiente. Posiblemente yo ya habré cambiado y muchos independentistas también.

¿Del 1-O sale un mandato democrático para la independencia?

No, no fue un referéndum pero fue una movilización histórica que cambió mentalidades. Su impacto político aún no está suficientemente dimensionado. Fue un acto de soberanía supremo.

Es partidario de retirar los lazos. ¿Tiene que evitar el independentismo toda forma de desobediencia? 

Los lazos no son partidistas, pero soy partidario de no fomentar la judicialización de la política catalana. Y de hacer una gestión con sentido común. No hay que convertir los lazos en una nueva trinchera. Los lazos tienen que ser un puente, no una trinchera.

Si la independencia dependiera de su voto, ¿Catalunya sería independiente?

En este momento todo el mundo sabe que no soy independentista. Me siento más cómodo en una relación federal o confederal. Pero tengo que reconocer que la independencia ha movidos los cimientos del régimen del 78. Soy una persona pragmática y en cada momento sabré decidir cuál es el voto más adecuado para romper el régimen del 78, que es mi objetivo político principal.

¿Haría presidente a Pedro Sánchez con su voto?

Depende de qué tenga detrás. Si es el Sánchez que ganó las primarias del PSOE hablando de plurinacionalidad con este se puede dialogar.

¿Quiere, como otros candidatos de listas independentistas, ir al Congreso a bloquearlo?

No en absoluto. Ni yo ni mi lista asume ese concepto.

¿Cuánta gente hay en Sobiranistes?

Hay miles de persones apuntadas en un listado de adhesión al partido político.