Ir a contenido

adopciones y renuncias hospitalarias

El Gobierno deplora la medida del PP para mujeres simpapeles: es un retroceso en el tiempo

Colau llama "secuestradores de niños" y "fascistas" a los populares y los sindicatos critidan la idea

El Periódico

Carmen Calvo, en su despacho, durante una entrevista.

Carmen Calvo, en su despacho, durante una entrevista. / DAVID CASTRO

Las reacciones contra la medida propuesta por el PP de retrasar la expulsión de las mujeres simpapeles que entreguen a su hijo en adopción no se han hecho esperar. El Gobierno ha considerado este jueves que la iniciativa es "un retroceso por el túnel del tiempo" y se ha preguntado qué clase de maternidad defiende el partido de Casado cuando "propone que los hijos sean separados de sus madres a cambio de algo".

"¿Qué clase de maternidad se defiende cuando se propone que los hijos sean separados de sus madres a cambio del algo? ¿En qué nos convertimos las mujeres entonces? Y sobre todo ¿qué clase de humanidad se perfila? Falta feminismo", ha reflexionado en Twitter la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

También se ha referido a este asunto la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, quien en declaraciones a los periodistas antes de participar en un acto ha calificado la propuesta de "retroceso por el túnel del tiempo". "Es un asunto de consideración de los derechos humanos y de la dignidad de las personas, independiente de donde sean y de donde vivan", ha aseverado la titular de Sanidad. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, cree que "no hay por dónde coger" la idea. En una entrevista en TVE, la ministra ha tildado la iniciativa de "chantaje". "Cómo se puede traer al debate político una situación tan grave", se ha cuestionado.

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, también se ha pronunciado: "No me parece una buena opción desde el punto de vista de los derechos humanos en general y los derechos de las mujeres en particular". No obstante, ha alegado que no concoe la propuesta "suficientemente para poder opinar". Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que la propuesta denota la idea que tienen los populares "de los derechos de la mujer y de los Derechos Humanos "y ayuda a" cosificar "tan el género femenino como las personas que se encuentran en situación irregular.

Colau: "Secuestradores de niños"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau,por ejemplo, ha calificado de "secuestradores de niños" a los dirigentes del PP por proponer una ley de apoyo a la maternidad que contemple que las mujeres inmigrantes que están en situación irregular y vayan a dar a un hijo en adopción no puedan ser expulsadas mientras dure el proceso.  En un mensaje en su cuenta de Twitter en el que se hace eco de una noticia escribe: "Machistas. Racistas. Clasistas. Solo faltaba secuestradores de niños. Fascistas". "Toda persona demócrata debe votar en las próximas elecciones para impedir que esta gentuza pueda llegar al poder", concluye el mensaje de la alcaldesa de Barcelona.

El 'conseller' de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat, Chakir el Homrani, ha tildado de "animalada" la propuesta porque considera que "no se puede mercadear con las adopciones". "Estamos despistados con esta medida. Deberían haber salido públicamente a explicarse y retractarse. A primera vista parece una animalada", ha insistido.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, y el de UGT, Pepe Álvarez, creen que la propuesta es "inmoral" y "surrealista". Para Sordo, esta medida deja a las inmigrantes como "meras proveedoras de hijos". "Me ha dejado preocupado la propuesta en sí y la insolencia de plantearla de forma pública", ha apostillado. Por su parte, Álvarez cree que es una auténtica "barbaridad" y le parece "surrealista". "Creo que el señor Casado haría bien, y no soy nadie para darle consejos, en pensar las cosas antes de decirlas, aunque como hemos visto que esto funciona como funciona, justamente quizás las piensa y por eso las dice", ha remarcado Álvarez. Asimismo, se ha preguntado por qué el PP no deja de entrar en la vida de las mujeres españolas. "Me parece que sería bueno que dejaran de hurgar en la vida de las mujeres, madres y no madres, y que tengan un mínimo de respeto, que es lo que falta en 

"Repugnante e inconstitucional"

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ya condenó este miércoles "enérgicamente" la propuesta, que, según fuentes populares  ya está recogida en el Protocolo contra el Abandono de recién nacidos de la Comunidad de Madrid puesto en marcha en el 2009. Según este protocolo, dirigido a personas en riesgo de exclusión social, la entrega del bebé no tiene consecuencias legales ni administrativas para la mujer. Es un proceso de carácter confidencial que evita su conocimiento en el entorno social y laboral de la mujer, dado que sus datos están sujetos a reserva.

"Esta reforma es repugnante e inconstitucional, por lo que de ser puesta en marcha se enfrentará inmediatamente con la total oposición de todo el estamento jurídico", ha subrayado Daniel Méndez, presidente de la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, que ha instado al Gobierno a condenar y confirmar su ilegalidad "de forma inmediata".

A las críticas también se ha sumado el candidato de Más Madrid a las elecciones a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, que ha considerado "moralmente repugnante" la propuesta del PP para que dar a un hijo en adopción sea una causa para evitar la expulsión inmediata de una mujer inmigrante en situación irregular.