Ir a contenido

Pasqual Maragall reaparece en un homenaje a los alcaldes democráticos

Pasqual Maragall reaparece en el Ayuntamiento durante un acto conmemorativo del 40 aniversario de los ayuntamientos democráticos. En la foto, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, acompañada por los exalcaldes Pasqual Maragall, Narcís Serra, Joan Clos y Xavier Trias. / QUIQUE GARCÍA (EFE / VÍDEO: EFE)

Pasqual Maragall ha reaparecido en un acto de homenaje a los alcaldes democráticos. Los exalcaldes de Barcelona Narcís Serra, Joan Clos y Xavier Trias han acudido al 40 aniversario de los ayuntamientos democráticos, donde Ada Colau ha alertado que la distancia entre las administraciones y los ciudadanos genera "monstruos que ya no son anecdóticos, sino sistémicos", como la reaparición de la extrema derecha, algo que requiere una respuesta en la que los ayuntamientos tienen un papel capital.

"La extrema derecha no es un fenómeno anecdótico, sino que es un cuestionamiento del sistema" y una evidencia de que éste está en crisis, ha sostenido en un acto conmemorativo de los 40 años de ayuntamientos democráticos, al que han acudido los exalcaldes Maragall, Serra, Clos y Trias, y también exconcejales y extenientes alcaldes de la capital catalana.

Colau ha avisado de que se debe profundizar en la democracia y en que la ciudadanía se sienta protagonista de ésta, porque se ha abierto una distancia donde se creía que el sistema democrático estaba consolidado --ha citado Europa y Estados Unidos--, y ha añadido que, en este contexto, "las ciudades y el municipalismo son sinónimos de esperanza".

Ha apostado por repensar y profundizar en la democracia para que los momentos de cambio como los actuales impliquen "un nuevo impulso democratizador, y no un retroceso, como algunos querrían", y ha resaltado que grandes retos y grandes contradicciones globales aterran en las ciudades, algo que ha ejemplificado con el hecho de que el Open Arms siga atracado en el puerto de la ciudad cuando ésta se ha mostrado a favor de la acogida de refugiados.

Ha defendido que, en estos 40 años, Barcelona ha afrontado muchos retos, parte de ellos provenientes de un impulso demócrata ciudadano tras décadas de "oscurantismo, grisura e incluso muerte", como déficits sociales y la democratización de la institución, aunque todavía hay retos pendientes, como disponer de un parque de vivienda de alquiler asequible, según ella.

Considera que los retos deben enfrentarse desde la unidad en la diversidad y con la valentía de pensar fórmulas innovadoras ante los retos y los cambios --como la revolución tecnológica y el cambio climático--, más allá de las competencias y del presupuesto del que pueda disponer el Ayuntamiento.

INSOLIDARIDAD Y XENOFOBIA

El geógrafo Oriol Nel·lo ha expuesto la situación de la ciudad de hace 40 años y sus mejoras y evolución en su conferencia 'El futuro de las metrópolis en el siglo XXI', y ha sostenido que los ayuntamientos catalanes contribuyeron en sus primeros 20 años de historia a poner las bases del Estado de bienestar, y "tuvieron un gran éxito".

Ha resaltado que los ayuntamientos han visto limitada su capacidad de actuación cuando más demandas sociales han tenido que atender, algo que ha provocado en algunos casos un descontento que ha llevado a "un cierre, insolidaridad y xenofobia", ante los que los ayuntamientos tienen un reto inmediato e insoslayable.

APLAUSOS A FORN

El presidente de la Associació Consell de Cent, Eugeni Forradellas, ha defendido que a Barcelona le falta recopilar la historia de su Ayuntamiento, y ha recordado durante su intervención al exconcejal y exteniente de alcalde Joaquim Forn, encarcelado por el proceso independentista, algo que han aplaudido muchos de los asistentes, algunos de los cuales han gritado 'Libertad'.

El acto --que incluía una conferencia de la socióloga Saskia Sassen pero no ha acudido por estar enferma-- ha sido el evento inaugural de una serie de actividades que se realizarán durante este año para celebrar los 40 años de las primeras elecciones municipales democráticas tras el franquismo.

Incluirán cinco exposiciones sobre la ciudad y sus barrios tras la dictadura y también un ciclo de conferencias, jornadas de investigación y el XVI Congreso de Historia de Barcelona, actos con los que el Ayuntamiento quiere recuperar la memoria de unos años con movilizaciones vecinales y laborales que han configurado la ciudad actual.