Ir a contenido

ELECCIONES DEL 26-M

El 'fact check' de Puigdemont: ni podrá ser eurodiputado ni tendrá inmunidad

El 'expresident' está obligado a regresar a España para recoger el acta, lo que llevaría a su detención

El Periódico

Sesión en el Parlamento Europeo.

Sesión en el Parlamento Europeo. / PATRICK SEEGER (EFE)

Con la elección de Carles Puigdemont como cabeza de lista de JxCat en las elecciones europeas del próximo 26 de mayo, surge la pregunta de si podrá tomar posesión del escaño dada su situación de huido de la justicia española. El expresidente de la Generalitat ha asegurado este martes que podría recoger el acta de eurodiputado sin necesidad de pisar suelo español y que, una vez asumido el escaño, podría regresar a Catalunya sin riesgo de ser detenido porque gozaría de inmunidad parlamentaria. Sin embargo, la realidad es otra. Verifiquemos algunas afirmaciones de Puigdemont:

"Ser o no eurodiputado depende de Europa, y no de la Junta Electoral"

Falso. Fuentes comunitarias explicaron ayer a este diario que el Parlamento Europeo recibe un documento de la junta electoral de cada Estado con la lista de diputados electos que han recogido el acta una vez cumplidos todos los trámites legales. «El reglamento europeo es un paraguas, pero es cada ley electoral estatal la que prevalece. Las elecciones europeas funcionan como cualquier elección española, como las generales», aseguran las mismas fuentes.

"No es necesario acudir físicamente a recoger el acta"

Según la legislación vigente, para recoger el acta de eurodiputado hay que comparecer ante la Junta Electoral Central (JEC), con sede en el Congreso, y jurar o prometer la Constitución. El artículo 224.2 de la ley electoral (LOREG) fija que «en el plazo de cinco días desde su proclamación, los candidatos electos deberán jurar o prometer acatamiento a la Constitución ante la JEC». La norma no explicita que este trámite sea presencial, pero fuentes del Congreso consultadas por Efe aseguran que si Puigdemont no se persona «físicamente», la JEC remitirá a la Eurocámara una lista de eurodiputados en la que no figurará su nombre, porque habrá incumplido un «requisito indispensable», por lo que no dispondrá de la inmunidad que esgrime para volver a Catalunya. Todos los eurodiputados electos en el 2014, inlcuido el posconvergente Ramon Tremosa, pasaron por el Congreso para recoger el acta.

Sin embargo, fuentes de JxCat esgrimen sentencias del Tribunal Constitucional que afirman que esta promesa o juramento es una mera formalidad, y apuntan que existe un conflicto evidente entre la ley electoral española y lo que dispone el artículo 3 del reglamento del Parlamento europeo, que insta a las autoridades de cada estado «a que notifiquen inmediatamente al Parlamento los nombres de los diputados electos, de forma que puedan tomar posesión».

El equipo de Puigdemont sostiene que una vez proclamados y publicados en el BOE los resultados de las elecciones se podría emprender la batalla jurídica ante el Tribunal de Justicia de la UE, con sede en Luxemburgo. Cabe recordar además que otros estados de la UE no fijan un requisito previo estatal tan explícito como el de la promesa o juramento físico ante la Junta Electoral.

"La inmunidad a todos los efectos comienza en el momento en que eres elegido"

Tampoco es cierto. Para gozar de inmunidad parlamentaria hay que cumplir previamente todos los trámites mencionados. La ley señala que, pasados cinco días desde la proclamación de los resultados, la JEC «declarará vacantes los escaños correspondientes a los diputados del Parlamento Europeo que no hubieran acatado la Constitución y suspendidas todas las prerrogativas que les pudieran corresponder por razón de su cargo, todo ello hasta que se produzca dicho acatamiento». Este requisito es aplicable a todos los diputados electos, por lo que si Puigdemont regresara a España sería inmediatamente detenido y puesto a disposición de la justicia, que tiene suspendida la instrucción de la parte del sumario que le afecta.

"Si el Parlamento Europeo valida mi elección como diputado y activa mi inmunidad, en aquel período yo deberé decidir qué acta escojo"

No es exactamente así. Como hemos explicado, no es la Eurocámara la que deberá validar la elección de Puigdemont, sino la Junta Electoral Central. Y antes de recoger el acta de eurodiputado, el expresidente de la Generalitat debe renunciar al escaño en el Parlament, pues el artículo 211 de la ley electoral española impide compatibilizar actas de diputado en el Parlamento Europeo y cualquier Cámara legislativa estatal o autonómica. En este caso, en JxCat reconocen que, pese a lo que afirmó ayer, una vez lograra ser eurodiputado, Puigdemont perdería automáticamente la condición de diputado en el Parlament y no podría ser restituido como ‘president’.